Nueve muertos, decapitados y carbonizados: violento motín en Brasil

Más de 100 presos escaparon de la cárcel de Goiás el primer día del año. Varias personas murieron, hay 14 heridos y 79 continúan prófugos.
El Canciller - Comentarios

El sistema carcelario brasilero se ve implicado en las noticias más escabrosas en el comienzod e año. Luego de iniciar el 2017 con más de 130 muertos en el Estado de Amazonas, el primer día del 2018 se suman nueve más a la lista de presos fallecidos en conflictos entre bandos rivales.

Según la Superintendencia Ejecutiva de Administración Penitenciara (Seap), un grupo de reclusos de la cárcel Colonia Agroindustrial, en Goiania, invadió un pabellón y prendió fuego las instalaciones. Los medios locales informan que varias personas murieron carbonizadas y dos decapitados.

Mientras tanto, 106 reos huyeron de la prisión que se encuentra en las cercanías a la capital, Brasilia, y 27 fueron recapturados. Hasta el momento, 79 continúan prófugos.

La crisis carcelaria es un conflicto que ya lleva larga data en el país fronterizo. La mayoría de las instalaciones se encuentran superpobladas. Se contabilizan alrededor de 622.000 reclusos en 2.766 unidad, es la cuarta mayor población de prisión del mundo. Además, las condiciones de salubridad son pésimas y se suma al conflicto que suelen ser territorios de disputa entre bandos narcotraficantes.