17/09/2019
Martes 20 de Agosto de 2019 Política

Weretilneck y Gutiérrez, de aliados del Gobierno al amparo en la Justicia (por congelamiento de naftas)

Luego de la decisión del Gobierno de congelar el precio de los combustibles por 90 días con la "falta de consenso" de gobernadores y empresas, las partes negociaron en una reunión la manera de llevar adelante la política sin que las pérdidas sean de un solo sector. Según consignó Infobae, si bien existió buena predisposición para llegar a un acuerdo, Alberto Weretilneck y Omar Gutiérrez recurrirán a la Justicia para frenar la medida.

La gran discusión es cómo asumir a lo largo de la cadena de valor esa carga y qué sector lo absorbe. Con el congelamiento de precios de las naftas y del barril de referencia, habrá una caída en las regalías (la recaudación impositiva de la actividad petrolera).

Por ello, en líneas generales, lo que quieren las autoridades de los territorios productores de petróleo es modificar el impuesto a los combustibles o bien reformular el IVA a las naftas. De este modo, el costo fiscal se equilibraría entre Nación y las provincias, y no recaería solamente en estas últimas. Si la normativa continúa en la línea que plantean desde Casa Rosada, las provincias recibirían menores ingresos de regalías a sus arcas. 

La propuesta de Neuquén, puntualmente, con Omar Gutiérrez a la cabeza, es la aplicación de precios de manera gradual para empalmar con el valor internacional del dólar y no quedar atrasados respecto a la cotización oficial de la moneda norteamericana. Esta provincia estima una pérdida de 700 millones de pesos en los tres meses que se mantenga la medida. 

Lo que le preocupa a las autoridades neuquinas es que con los valores fijados, Vaca Muerta deja de ser rentable y se paralizarían los proyectos de inversión que se vienen llevando adelante.

De acuerdo a la problemática, junto al gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, presentarán un recurso de amparo ante la Corte Suprema de Justicia para plantear la inconstitucionalidad del congelamiento. Río Negro, por su parte, calculó perdidas que superaran los 500 millones de pesos.

Por otro lado, están los trabajadores. Ante los crecientes rumores de despidos por las desventajas de rentabilidad de Vaca Muerta y otros pozos petrolíferos, los empleados neuquinos se reúnen en asamblea. Serán parte de la estrategia de presión de las provincias.

Falta de consenso con las empresas

Del otro lado, las empresas petroleras también esta disconformes con la medida: reclaman que no formaron parte del cambio en las reglas del juego (lo consideran una imposición) y aseguran que esto resentirá las inversiones. Proponen, también, un aumento paulatino: una primera suba de alrededor del 4,5%, muy lejos del 20% que se estima subirán otros productos. 

"Digamos las cosas como son: acá no hubo negociación ni mucho menos. Nos convocó el secretario de Energía a toda la cadena de valor para informarnos la medida que se nos estaba imponiendo", aseguró en diálogo con radio Mitre, Gastón Remy, presidente de Vista Oil & Gas. 

La medida anunciada por Macri fija los valores en base a un dólar de referencia de $45,19, es decir, $10  por debajo de la cotización mayorista actual (la cotización alcanzó un récord de $60 y esta semana promedió los $55,5).

El sector energético, al estar dolarizado, está vendiendo a las refinerías el barril de petróleo con un valor desfasado: según datos del sector, los precios de los combustibles están atrasados entre 25% y 30% y ya estiman pérdidas de US$100 y US$120 millones por mes. 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]