La historia de los Zorreguieta, una familia cruzada por las tragedias

Tras la muerte de Inés, completan la familia dos hermanos y tres medio hermanas que componen el núcleo más íntimo de la Reina de Holanda junto a su madre.
El Canciller - Comentarios

Quizás el personaje más conocido de la familia argentina de Máxima fue siempre su padre. Jorge Zorreguieta, ex secretario de Agricultura y Ganadería durante la dictadura militar, fue el vínculo de la Reina de Holanda con el pasado más siniestro de la historia argentina y el personaje prohibido por la Corona en la famosa boda real.

Hasta su muerte, en agosto de 2017, era el único mediático del círculo íntimo de la noble argentina. Pero el reciente fallecimiento de Inés volvió a poner el foco sobre la composición familiar de la celebridad internacional.

Máxima nació en el seno de una familia compuesta. Jorge se había recientemente unido a su segunda pareja, María del Carmen Cerruti y tenía tres hijas mujeres de su ex mujer Marta López Gil.

Pero su separación no fue nada sencillo en 1968. Por entonces, cuando todavía el divorcio no era legal y estaba muy mal visto, Jorge se enamoró de la hija de un amigo suyo, Carmen que encima era 16 años menor. Tal fue el amor que dejó a su esposa y a sus hijas para iniciar su nueva vida, que traería a Máxima en 1971 como fruto de la unión.

María, Ángeles y Dolores fueron las medio hermanas que recibieron a la primogénita extramatrimonial. La futura reina fue la más grande de cuatro hijos que tuvieron el secretario de Agricultura y la por entonces ama de casa.

Martín fue el segundo hijo y actualmente es conocido en Villa La Angostura por tener el reconocido restaurante Tinto Bistró. El lugar de vacaciones de los reyes de Holanda, también es un refugio de la infancia de Máxima y donde dicen que sucedió la presentación familiar del rey Guillermo. Todos los años, los íntimos se juntan en la Patagonia para descansar de la fama.

Juan fue el tercer hijo y el segundo familiar en tener un perfil internacional. Contrajo matrimonio en Austria con Andrea Wolf, una asesora política reconocida en Viena.

Y la menor de la familia, personaje del día por su triste final, fue Inés. La protegida de la reina es 14 años menor y la más cuidada. Su presunto suicidio llega tras el conocimiento de un tratamiento para la depresión en la clínica Avril de Núñez y una faceta artística desconocida públicamente.