Hamburgueserías: las nuevas canchas de paddle

¿Cuántas veces escucharon la comparación del boom de las hamburgueserías con el de las canchas de paddle y los parripollo de los '90?
El Canciller - Comentarios
@Damen Elegant Spitz Zehe Schuhe Kreuz Kn?chel Riemen Nubuk Sandalen Mit Blockabsatz
@Jesse Bow II Metallic Baby Stiefel 2020 Gold
@Barfu?-Wassersport-Schuhe der Frauen der M?nner im Freien. Strand-Schnorcheln-Schwimmen-Surfen-Tauchen-Bootfahrt-Beleg auf Yoga-schnell trocknenden Strom-Schuhen
@Ss Bushing
@Herren Atwood Klassische Sneakers

¿Cuántas veces escucharon la comparación del boom de las hamburgueserías con el de las canchas de paddle y los parripollo de los ’90? Qué le hace una mancha más al tigre… El tema que todos obvian es el después: qué va a pasar con tanta oferta. ¿Acaso las hamburgueserías correrán la misma suerte? No podemos leer el futuro, pero sí decir que quedarán las que sepan cuidar el producto, al cliente e innovar. ¿Cuáles se perfilan y por qué? Acá un listado:

Big Sur

Llegó tarde a la movida, pero como irrumpió con un producto de alta calidad, no le costó afianzarse y consolidarse como una de las paradas obligatorias de cualquier tour hamburguesero.

La técnica fly dry aged de la carne (una de las pocas en el mercado) y sus papas triple cocción son sus diferenciales. Como (casi) todo buen producto, se corrió la bola y el local quedó chico. Parecía que se le venía la noche pero reaccionó: segundo local y a otra cosa.

La expansión es prácticamente inevitable para mantener la calidad y lo hicieron. Puntito inteligente. Otro puntito inteligente es ofrecer más que hamburguesas. La expansión no sólo tiene que ser en metros cuadrados, sino también en la carta, porque toda moda tiene fecha de vencimiento. La única negativa es el precio: está por encima de la media.

DOGG

Otro que llegó tarde a la fiesta pero cayó con hielo y recarga de escabio: G O L A Z O.

Venía por la tangente del mundo hamburguesero con los mejores panchos de la Ciudad. Finalmente se animó y se subió al podio de las mejores hamburguesas con una propuesta original: cocción a la parrilla, de poco gramaje (?), y con variedad mínima de ingredientes (cheddar, pickles, lechuga, tomate y ya), al mejor estilo fast food yankee.

Lamentablemente las papas no están a la altura de la carne. Sin dudas tendrá que mejorar eso para que nadie discuta su reinado.

Burgertify

Seguimos con la línea de los que llegaron tarde pero pisaron fuerte. Burgertify entendió que necesitaba un diferencial y lo encontró en su producto y… en los videojuegos

Por supuesto que lo importante es la comida, pero un plus es, justamente, un plus. Hoy en día salir a comer no implica sólo la acción de comer, es una experiencia que empieza tentándose con la cuenta de IG del local y termina en tu cama, viendo quiénes pusieron like a la foto de la comida o si la persona que querías respondió tu historia.

Volviendo a la propuesta gastronómica, es muy similar a la de DOGG, incluso –”falla” en lo mismo: las papas.

Otro tema a resolver, y con urgencia, son las dimensiones. Por supuesto que no tiene la culpa de que el local sea chico, pero irte con olor a fritanga no está bueno.

La Esquina

Una hamburguesería palermitana raramente poco explorada, con buen precio, carne sabrosa, gran pan y mejores papas… Su fuerte es el clima: mucha música, buenas promos y, atención, MANÍ INFINITO. Pocos lugares (no sólo hamburgueserías) entienden la importancia y necesidad de servir birra con maní. ¡Salud por no ratonear en eso!

Tierra de Nadie

Empezamos con los pioneros, que se ganaron un lugar de privilegio. Eso sí, hay que saber cuidarlo y no dormirse en los laureles, si no pregúntenle a Burger Joint…

Su slogan de #NoLeCuentesANadie no prosoperó y su local en Caballito, de pocos m2, tuvo que expandirse e incluso abrir uno nuevo, también en el barrio (TDN La VIlla, con una propuesta interesante que detallaremos en otra nota). El espíritu y orgullo barrial no se negocia.

Las hamburguesas de TDN tienen todo lo que quieren las guachas: buen pan, carne no amasada e ingredientes de todo tipo (hay una con, atención, MOLLEJAS). Sumale que el combo es bien potente, no mezquinan con las papas ni con el tamaño de la hamburguesa.

La única negativa es la atención, que no es poca cosa. Varios expresaron su malestar vía RR.SS. y al cliente siempre hay que escucharlo.

La Birra

Sí, La Birra siempre hizo hamburguesas, el tema es que hubo un antes y un después a la reseña del querido Burgerfacts (ya habrá una nota al respeto). Para todos aquellos que no probaron el extenso menú del local de San Juan 4359, just do it. Es cierto que una vez ahí se complica no pedir una hamburguesa, pero denle una chance a sus otros platos y después nos cuentan.

Qué decir de estas hamburguesas que no se sepa… El gordito me entiende, hermano. La excesiva demanda lo empujó a abrir un segundo local EXCLUSIVO de hamburguesas, también en el barrio, porque eso, al igual que TDN, no se negocia. Así que imagínense…

El pan es de otra liga, al igual que la carne e ingredientes. Las papas juegan, pero no pueden competirle a la hamburguesa. Si llegaran a estar a la altura, La Birra sería el mismísimo cielo. La perfección no existe, hay que saber conformarse, nos decía un tigre viejo.

Un gran plus de LB es la extensa variedad de hamburguesas: un sinfín de combinaciones para siempre querer volver y probar una nueva.

La negativa a trabajar, al igual que TDN, está siendo la atención, que insistimos: no es poca cosa. Igualmente hay que saber diferenciar la crítica constructiva de los haters que discuten y bardean sin argumentos por las RR.SS. Ojo al piojo con esos, que sólo quieren figurar y mandan fruta.

Dellepiane

Otro de los pioneros. Supo estar en el podio pero hoy no atraviesa su mejor momento. El motivo: Tomás, el dueño, se fue para Sedona, Estados Unidos, a globalizar la marca (y por amor). Cuando un dueño no está en su cocina, no importa el tipo de restaurante, se nota… Así que imagínense no estar en el día a día.

A pesar de la distancia, Tomás tiene visitas relámpago al país que son suficientes para demostrar su preocupación y obsesividad por su producto: hace poco cambió el pan y puso en marcha el operativo expansión para volver a ser el gigante que fue.

Una de los puntos más fuertes, además de la variedad de la carta, es la ubicación y la comodidad del local. Queda en un pasaje adoquinado donde hay poca circulación y eso hace más amena la espera (birrita en la vereda y a esperar con otro humor).

La negativa con la que tiene que lidiar es la misma que TDN y La Birra: la atención. Al parecer es un síndrome que afecta a los mejores…

180 Burger Bar

De los primeros en el Microcentro. Al principio no había mucha demanda en la zona y era la propuesta más original (y encima económica), pero ahora tiene que competir contra monstruos como DOGG y Paris Burger… Igualmente sus hamburguesas se la bancan y tiene como diferencial tanto el precio como el armado de tu propia hamburguesa. Algo así como Elige tu propia aventura pero de morfi.

Todos los actores cumplen (pan, carne e ingredientes) a la perfección y la única molestia es que sólo abre de día.