Goleador y pateador de penales: la reinvención de Nico Sánchez en México

El Canciller - Comentarios

En tiempos en que los marcadores centrales de garantía escasean en el fútbol argentino, Nicolás Sánchez, de bajo perfil, se ha convertido en una pieza esencial para los Rayados de Monterrey, el popular club mexicano en el que se desempeñan Marcelo Barovero, Leonel Vangioni, Rogelio Funes Mori y, desde 2019, el mundialista Maximiliano Meza.

El exdefensor de River Plate, Racing Club y Godoy Cruz, además de aportar solvencia desde el fondo de la cancha, oficia de goleador. En el empate del fin de semana por 2 a 2 ante el León, por la segunda fecha del Torneo Clausura 2019, marcó los dos tantos de su equipo.

La buena performance anotadora del zaguero argentino no es una novedad: en el campeonato pasado, en el cual Monterrey alcanzó las semifinales, aportó siete conquistas, a tal punto que obtuvo la facultad para hacerse cargo de los penales del conjunto albiazul.

Si bien el puntero de la Superliga -con el que se consagró campeón del torneo local en 2014– conformó una sólida dupla central en los nombres de Alejandro Donatti y Leonardo Sigali, tanto en Boca Juniors, como en Independiente y en River -ante la posible partida de Jonatan Maidana al Toluca- están analizando seriamente la posibilidad de sumar a un marcador central a sus filas.

Por eso, y ante la escasez que hay en el mercado, la actualidad de Sánchez no debería pasar desapercibida.