Fundador y dueño de una offshore: desmienten a Caputo informes de USA

El Canciller - Comentarios

Mientras parecía haberse atenuado la tormenta de sospechas que pesaban sobre varias figuras del Gabinete nacional, el ministro de Finanzas Luis Caputo fue desmentido por un documento que presentó Noctua, la firma offshore radicada en las Islas Caimán, ante autoridades de los Estados Unidos comunicó. Mencionan que el funcionario fue su “dueño indirecto” y accionista indirecto”.

 

Resulta que tanto el diario Perfil como La Nación accedieron a un documento que le presentó Noctua, la offshore que quedó al descubierto en los Paradise Papers y que involucran a Caputo ya que este jamás la declaró en su declaración jurada, a la Securities and Exchange Commission (SEC), la comisión de Bolsa y Valores estadounidense. Allí dice que fue dueño y accionista (indirecto) hasta el 25 de noviembre del 2015 antes de pegar el salto a la secretaría de Finanzas.

Hasta el momento, si bien no lo dijo públicamente, Caputo negó todo lo que le imputaron. Es más, tuvo que salir el jefe de Gabinete Marcos Peña, la principal espada discursiva del Gobierno, para defenderlo hasta el borde del ridículo: “Él es un orgullo para el país y para el Gobierno”, dijo sin inmutarse en el programa Animales Sueltos (América).

El equipo de investigación de los Paradise Papers reveló que Caputo ocultó cuando ingresó en la función pública que fue accionista de sociedades offshore concebidas para administrar sumas millonarias en paraísos fiscales a través de Noctua, que posee sedes en Miami y Delaware, Estados Unidos. Allí administra fondos de inversión que tienen sedes en las Islas Caimán. ¿Por qué lo declaran como indirecto? porque las sociedades offshore son como una mamushka: una está dentro de otra y es complejo rastrear el origen.

Mientras el Gobierno tuvo que sacar el gambito del aborto para solapar la crisis económica contínua desde que asumió, estos documentos reviven los peores días del ministro de Finanzas. En su momento le llovieron pedidos de interpelación en el Congreso y pedidos de renuncia de diversos sectores de la oposición. La última semana, fue imputado junto al jefe de la Anses, Emilio Basavilbaso, y al ex director de Fondos de Garantías de Sustentabilidad (FGS) de ese organismo, Luis María Blaquier. El fiscal Jorge Di Lello sospecha que aprobaron con fondos públicos operaciones financieras que habrían perjudicado las propias arcas del Estado y beneficiado a la empresa Pampa Energía S.A, del empresario Marcelo Mindlin. Por el momento, el funcionario se negó a aclarar la situación ante ambos medios.