Luego de varias semanas con un dólar alcista que se instaló -por lo pronto- en los $25, el Gobierno nacional finalmente anunció que el país tendrá una mayor inflación y un menor crecimiento del que se pronosticaba. Lo reconoció el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, luego de que varias entidades privadas enterraran las metas oficiales que había trazado el oficialismo.

Dujovne, quien fue el elegido por Macri para viajar a Washington y negociar con el Fondo Monetario Internacional, afirmó que "la tasa de cambio flotante ralentiza el proceso de desinflación" y, en consecuencia, "la Argentina tendrá más inflación y menos crecimiento". De todos modos, el ministro destacó que el país sigue en un proceso desinflacionario.

"La Argentina no está acostumbrada a que se vean los movimientos del mercado de divisas", afirmó sobre los movimientos del dólar en las últimas semanas. "El Gobierno sabe que la depreciación del peso golpea a la inflación", admitió, en tanto que agregó: "La desinflación continuará en cuanto se calmen los mercados". Dujovne estuvo acompañado del ministro de Finanzas, Luis Caputo, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Más inflación y menos crecimiento: admite Dujovne el golpe del dólar y deja bajo llave el trato con el FMI

Sobre el acuerdo que llevó adelante con el FMI, Dujovne indicó que acordó con el organismo internacional "no hablar de las negociaciones". "Los fondos son para garantizar los planes del Gobierno", aseguró el funcionario. El ministro de Finanzas, Luis Caputo, destacó que "la Argentina va bien posicionada al FMI" pero que no abandonará los mercados de crédito donde él suele negociar (ahora con una tasa de interés alta). "Queremos eliminar la incertidumbre de nuestros pronósticos", agregó.