El plan secreto de Macri para la reelección: que Sampaoli quede afuera en primera ronda y “lo puteen más a él”

El Canciller - Comentarios

Ni reactivación, ni obras públicas, “ni tres carajos”. El plan del Gobierno para ganar un segundo mandato es que “a la Selección le vaya como el orto”. O al menos así lo explica un funcionario de segunda, pero que lleva siempre encima una tarjeta de Marcos Peña.

Todavía sin demasiadas buenas noticias en materia económica, los estrategas de Cambiemos intentarán torcer “el eje de las puteadas” hacia Jorge Sampaoli. Acaso por eso el plan incluya volverse en primera ronda.

“Si no llegamos a octavos, calculamos de seis meses a un año de puteadas: bien utilizado, es un golazo”, se entusiasma el colorista de Durán Barba, que suele compartir algunas reflexiones políticas con el consultor ecuatoriano.

En ese sentido, fuentes del gobierno macrista anticiparon que están “muy avanzadas” las negociaciones para que Sergio Romero siga en el arco, a pesar de su nula actividad durante la última década. “Lo de Masche es un hecho porque es uno de los 23 comodines que le dejamos a Leo (Messi) para que convoque a sus amigos”, advierte la misma fuente.

La casi segura convocatoria de los lesionados Lucas Biglia y Sergio Agüero sería parte del mismo plan, diseñado en las más altas esferas del poder. “Cualquier técnico sabe que salir campeón con jugadores rotos es imposible, esto es una cosa nunca vista”, se indigna un diputado de la oposición que prefiere mantener el anonimato, pero que viene de presidir Aerolíneas durante el kirchnerismo.

Consultado por El Canciller, Sampaoli desmintió las versiones, tosió y pidió un tema de Callejeros: “Jamás haría nada por la reelección de Macri; la radio está muy buena”.

En tanto, el dueño de la AFA, Daniel Angelici, también rechazó las acusaciones, aunque reconoció que “frente a esta situación” no pierde las esperanzas de “poder cerrar cualquier acuerdo oscuro, el que sea”, a favor o en contra de Macri.

Desde España, y abordado por la prensa española, Messi dijo que “vamos a ir a Rusia a ser campeones”, pero admitió que ve la cosa “para la mierda” y que “tampoco les puedo jurar” que va a traer la Copa: “No me rompan más los huevos”.