El drama de Gisela Herrera: sufre violencia de género y la echan por faltar al trabajo

Herrera fue despedida el 12 de febrero por "faltas injustificadas” pero la ex empleada denuncia que la patronal estaba al tanto de que sus faltas fueron a causa de violencia de género.
El Canciller - Comentarios

A principios de mes, la empresa Trenes Argentinos le envió un telegrama de despido a Gisela Herrera. Durante seis años, trabajó en el sector de limpieza de la estación Moreno del ferrocarril Sarmiento y, en el último tiempo, fue víctima de violencia de género. A causa de las denuncias, el tratamiento psicológico y el cuidado de sus cuatro hijos, faltó a su trabajo.

Desde la patronal informaron que el despido es a causa de “faltas injustificadas” y esto desató el enojo de las compañeras y compañeros. “Me echaron por no poder ir a trabajar por sufrir violencia de género, tengo cuatro chicos y estoy desesperada pidiendo apoyo para que me vuelvan a reincorporar al trabajo. Estuve ocho meses con psicólogo en el 2016 por violencia de género. La empresa tenía conocimiento de esto cuando le presenté todas las denuncias que hice”, le contó a La Izquierda Diario.

A partir del despido, el delegado ferroviario Rubén 'Pollo' Sobrero anunció que su gremio se plegará al paro de mujeres por el 8M y realizarán un cese de actividades, junto a los hombres, entre las 12 y las 15 para pedir por la reincorporación de Herrera.

“Estoy muy agradecida con mis compañeros que me están dando una ayuda muy grande, que se están organizando para que no me echen y el 8 de marzo voy a participar de la marcha“, expresó Gisela.

El proyecto de “Ley de Emergencia contra la violencia hacia las mujeres” presentado en el Congreso en 2015 por Nicolás del Caño y Myriam Bregman y en las legislaturas de la Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Neuquén y en la Ciudad de Buenos Aires, plantea la incorporación de las licencias por violencia de género en todos los gremios.