El AMBA quedó atrás: cómo es el nuevo mapa del Covid-19 en Argentina

Con la Ciudad de Buenos Aires estabilizada, se espera que esta semana, por primera vez, la curva en el resto de los distritos supere a la de la región metropolitana. Algunas ciudades del interior están colapsadas.
El Canciller - Comentarios

En una grabación divulgada a través de las redes sociales el viernes 28 de agosto, para anunciar la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el domingo 20 de septiembre, el presidente Alberto Fernández adelantó que la problemática sanitaria del nuevo coronavirus en la Argentina ya no era exclusividad del Área Metropolitana de Buenos Aires y se había extendido a todo el territorio nacional. Dos semanas después de ese mensaje, las cifras comprueban su advertencia: este domingo, los casos informados en Ciudad y provincia de Buenos Aires (4.532) quedaron casi a la par de las nuevas infecciones en el resto de las provincias (4.524).

“Hace un mes y medio, el 93% de los nuevos casos estaban en el AMBA. En las otras provincias era solo el 7%. Ahora, en las provincias ese porcentaje se multiplicó por cinco: hoy representa el 37% del total de casos”, afirmó el jefe del Estado entonces, al tiempo que habilitaba las reuniones sociales de hasta 10 personas al aire libre.

La comparación está hoy en un 52%-48%, y se espera que esta semana la curva de ascenso de contagios en el resto del territorio nacional supere por primera vez a la del distrito metropolitano desde la llegada de la pestilencia al país. Vale recordar que a principios de agosto, los positivos en el interior del país representaban poco más del 10% del total de los casos detectados por día.

El reporte vespertino del Ministerio de Salud entregó otro dato que consolida esta tendencia: por primera vez, el segundo lugar de las provincias con más casos diarios lo ocupó Santa Fe, que registró 1.055 nuevos contagios y superó a la Capital Federal.

La Ciudad de Buenos Aires reportó menos de 1.000 contagios diarios dos días consecutivos (985 el sábado, 843 este domingo) y si bien los fines de semana suelen cargarse menos datos, suma estadísticas alentadoras.

Te recomendamos leer

El último parte informó 3.689 positivos en la provincia de Buenos Aires, el conglomerado más afectado por la pandemia. Detrás de Santa Fe y CABA se ubicaron con números muy altos de infecciones Mendoza (704), Tucumán (583) y Córdoba (552), todas con tendencia creciente respecto a los últimos días. Salta (340), Neuquén (286), Santa Cruz (193) y Jujuy (169) también reportaron números preocupantes para el panorama de sus jurisdicciones.

La ocupación de camas de terapia intensiva, el apartado que más señalan los sanitaristas para medir la gravedad de la evolución del brote, está alcanzando niveles muy complejos en algunos departamentos del interior del país. Es que si bien la disponibilidad de UTI en el ámbito nacional es del 59,3%, algunas localidades de las provincias están saturadas. Hace dos semanas, por primera vez una región no pudo asistir a un hombre que requería de un respirador artificial: fue en la ciudad rionegrina de Cipolletti y lo lograron trasladar a un sanatorio ubicado a 23 kilómetros, en un distrito lindero.

La ciudad salteña de Orán informó este domingo más de 1.000 casos diarios desde el inicio de la pandemia y la tensión del sistema sanitario es total. El sábado por la noche, el Gobierno nacional envió 21 médicos y terapistas para apuntalar al Hospital San Vicente de Paul. El martes pasado, Río Negro había recibido una ayuda similar de la Casa Rosada para reforzar su distrito.

Según datos del Ministerio de Salud al lunes 7 de septiembre, los departamentos de General Roca (Río Negro) y Humahuaca (Jujuy) tienen sus camas de terapia intensiva ocupadas en un 100%. San Pedro (Jujuy) registra 97% de actividad, Manuel Belgrano (Jujuy) 89%, Cruz Alta (Tucumán) 86%, Cipolletti (85%), Gran Mendoza (83%), Tucumán capital 82%, Banda (Santiago del Estero) 81% y Salta capital 81%.