Despliega Moyano su pragmatismo junto al PJ, kirchneristas y las organizaciones sociales

El Canciller - Comentarios

A falta de sindicalistas de “peso” que se suban este miércoles al escenario de la avenida 9 de Julio y Belgrano, el líder de los Camioneros, Hugo Moyano, debió apelar al pragmatismo para no marchar solo: junto a las dos CTA y el bancario Sergio Palazzo, comandarán la marcha. No obstante, el kirchnerismo, el peronismo bonaerense y las organizaciones sociales suplantarán a “las bases” y aprovecharán para enviarle un mensaje masivo al presidente Mauricio Macri.

Sin embargo, todos tienen en algún punto objetivos dispares. El de Moyano es prácticamente en respuesta al florecer de causas en los tribunales de Comodoro Py en donde está en la mira por supuesta evasión y lavado de dinero. El kirchnerismo a falta de un vehículo potente para volver a “copar” la calle, tuvo que dar una voltereta y refugiarse en la invitación de un -hasta hace poco- enemigo acérrimo. Todavía no cerró del todo la herida de la derrota en las últimas legislativas y quiere aprovechar el viento de cola del mal momento del Gobierno.

El peronismo -según pudo averiguar este medio- estudió la chance de poner en práctica el método Barrionuevo: emitir un comunicado apoyando, aunque sin movilizar. No obstante, garantizará la movilización de sus militantes, y varios intendentes se mostrarán en las calles ese día. Debido a las internas, el PJ a nivel nacional no brindará apoyo oficial. Las organizaciones sociales también tendrán protagonismo: la marcha del camionero les servirá de canal para revalidar sus reclamos (sin el riesgo de un desalojo por parte de las fuerzas de seguridad) en medio de una economía que no les da respiro. Se espera que su aporte sea decisivo.

Como novedad, la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, también convoca a la marcha. “Es de los que no tienen trabajo, de los que no quieren perder el trabajo, de los compañeros que están pidiendo las paritarias, de los maestros, de los médicos, de los pibes que tienen hambre, de los pibes chorros que los matan en los barrios, de las madres de esos pibes que piden justicia, de los presos políticos y de las mujeres”, dijo. Sin embargo, Hebe siempre le tiró munición gruesa al líder sindical: “Es un facho”; “Moyano es el candidato de la derecha”; “Es lo más facho del sindicalismo”; “Traidorazo” y “Quiere parecerse a Lula, pero el traje le queda grande” le ha sabido decir en tiempos del kirchnerismo en el poder.

Hugo Moyano estrenará masivamente su concepto el concepto darwinista de lucha por la vida, en que la victoria corresponde siempre a quien posea una ventaja respecto a los competidores. Intentará que “su” marcha sea un mensaje contundente hacia Balcarce 50. ¿Cual sería la ventaja? no mostrarse solo en medio de la tupacamarizacion de la CGT y desplegar estratégicamente un plan de lucha junto al kirchnerismo y afines.

La renuncia del -ahora- ex subsecretario General de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, golpea al Gobierno en donde más le duele y en una semana en donde tendrá el primer test match callejero del año. Todos los que se subirán al escenario de la marcha este miércoles tendrán motivos dispares: cada cual atiende su juego.