Paulo Dybala se convirtió hoy en el quinto deportista argentino infectado por el coronavirus. La rápida propagación de la enfermedad también afectó a su novia, Oriana Sabatini. Ambos permanecen desde hace días en cuarentena en la casa que poseen en Turín y, según palabras del propio delantero, se encuentran en perfecto estado.

El joven cordobés era considerado de potencial riesgo luego de que se conociera que Daniele Rugani, compañero suyo en la Vecchia Signora, se había contagiado. Dybala se transformó en el tercer futbolista del plantel en contraer el virus, tras el positivo del volante francés Blaise Matuidi.

Los otros cuatro deportistas nacionales diagnosticados

Maximiliano Richeze, medallista panamericano en ciclismo de ruta, fue el primero en contraer el virus, el pasado viernes 13 de marzo. Ahora, se encuentra en cuarentena en Emiratos Árabes Unidos tras la cancelación del Tour a causa de la pandemia.

Germán Pezzella, defensor central de la Selección Argentina y capitán de la Fiorentina es asintomático. Se está guareciendo en su casa de Florencia, mientras que su familia regresó a la Argentina en medio del drama que vive Italia. Dusan Vlahovic y Patrick Cutrone, compañeros suyos, también fueron alcanzados por la enfermedad.

En Europa

La mayoría de los deportistas infectados se sitúa en el epicentro de la pandemia, el Viejo Continente. El fútbol italiano se conmocionó con los 8 casos informados por la Sampdoria, y también notificó un jugador contagiado en el Hellas Verona y otro en el Vis Pesaro. Este sábado se conoció que Daniel Maldini, joven promesa del Milan, también lo padece: en cuarentena, le transmitió el coronavirus a su padre, Paolo, histórico capitán de la Selección italiana.

La Premier League inglesa reportó dos casos: el entrenador del Arsenal, Mikel Arteta, y el volante del Chelsea, Callum Hudson-Odoi. La Bundesliga alemana se sumó con cinco futbolistas y tres handbollistas, únicos afectados de ese deporte en todo el planeta. El Atletismo registra sólo dos infectados en Italia (un corredor de 1.500 metros) y en México (una pentatleya), mientras que el Vóley sólo un caso, en Rusia.

En Estados Unidos

La NBA registra seis enfermos, entre los que destacan el francés Rudy Gobert y la estrella norteamericana Kevin Durant. Gobert, pivot de los Utah Jazz, se había burlado de los periodistas en una conferencia de prensa al tocar todos los micrófonos de la sala y su caso obligó a clausurar la competencia hace dos semanas. El quarterback de la NFL Sean Payton es el único afectado del fútbol americano.