De subrogante a la causa más sensible del país: el ascenso de la jueza Yañez

Nació en Comodoro Rivadavia y fue magistrada provincial en Santa Cruz. Está vinculada al ex senador Nicolás Fernández, un kirchnerista desertor. Además, una de sus primeras intervenciones en Río Gallegos fue suspender el aumento del gas.
El Canciller - Comentarios

“Yo no me voy a limitar a nada y adoptaré las medidas necesarias para esclarecer el hecho”. Marta Yañez es una jueza federal de Santa Cruz que tiene a su cargo una investigación que intentará dilucidar qué sucedió con el submarino ARA San Juan.

¿Por qué le tocó a Yañez la causa del submarino?


El juzgado federal de Caleta Olivia tiene competencia (o sea, interviene) en todo lo que pase el Océano Atlántico hasta 200 millas de distancia de la costa.

Yañez es la primera jueza que tiene el juzgado, que se creó por ley en 2006 para descomprimir el trabajo que tenía el juzgado de Comodoro Rivadavia. La iniciativa fue del ex senador Nicolás Fernández, un pingüino que terminó muy peleado con el kirchnerismo y que fue procesado el año pasado por intentar salir del país con 28.700 dólares.

Su llegada se demoró seis años entre esa ley, el concurso que ganó en el Consejo de la Magistratura y la inauguración del juzgado, que fue muy celebrada en la zona. Yañez nació en Comodoro Rivadavia y antes de llegar a la justicia federal fue jueza provincial de Santa Cruz en lo Civil, Comercial y de Familia.

En 2016, fue nombrada por el Consejo de la Magistratura como subrogante en el juzgado de Río Gallegos. Esta “suplencia” generó varios comentarios en el Consejo, ya que algunos decían que la había conseguido gracias a su cercanía con el ex senador Fernández, quién mantiene un vínculo cercano a Ricardo Lorenzetti.

Una de las primeras intervenciones que tuvo en Río Gallegos fue suspender el tarifazo de gas en la provincia de Santa Cruz.