De negro, luto y contra los abusos: tiñen los Golden Globes para unirse a la causa #MeToo

Las actrices irán vestidas de negro a la 75º edición de los premios de Hollywood que tendrán como tema central las denuncias de abuso de poder.
El Canciller - Comentarios

De luto. Así, con el negro predominante en sus vestidos, se verán a las actrices de Hollywood que el domingo transiten por la alfombra roja de los Golden Globe. La temporada 2018 de premios internacionales, comienza mañana con un gran revuelo: el foco no está puesto en las películas y series nominadas, todas las charlas hablan sobre el movimiento feminista #MeToo.

Luego de un año dominado por el Efecto Weinstein y las masivas denuncias de abuso de poder dentro del circuito artístico de Estados Unidos, el futuro de la industria del cine está pendiente de los cambios que este fenómeno puede traer. Particularmente mañana, será visible ante todo el mundo el apoyo de famosas actrices a una causa que traspasó el límite de la pantalla.

“Nos vestimos de negro porque simboliza nuestra solidaridad a la causa y porque creemos que es momento de celebrar nuestra unión. No solo festejamos por los nominados a los mejores films y shows de televisión, si no a las mujeres que valientemente contaron sus historias y nos liberaron a todas”, relató hoy la actriz Rosario Dawson en sus redes sociales. Es que ahí mismo está la clave del asunto. Las denuncias de las actrices más famosas del mundo, generaron un efecto contagio de valentía. Muchas mujeres, de distintos ámbitos y clases sociales, se animaron a denunciar a sus acosadores gracias a la masividad que tomó la problemática. Bajo el hashtag #MeToo, se unieron las víctimas de todo el mundo y pudieron unir fuerzas para generar un cambio.

Mañana se espera ver a Meryl Streep, Emma Stone, Jessica Chastain y más, vistiendo de negro y apoyando la causa. Mientras que el año pasado, las conversaciones en los premios trataban sobre Donald Trump y su sorpresiva presidencia, este año la temática será social. “Da la sensación que más que nunca, Hollywood tiene su propia interna política y tenemos que hablar de ello”, dijo el presentador elegido para comandar los Golden Globe, Seth Meyers a la revista People.

El efecto contagio llegó más allá de las actrices y la agencia CAA, que habitualmente organiza la fiesta posterior a la ceremonia, decidió cancelarla y donar todo el dinero a una fundación para víctimas de abuso sexual.

Time’s Up es un manifiesto que acompaña a la fundación de ayuda y fue difundido por Reese Witherspoon, Kerry Washington, Emma Stone, Eva Longoria, America Ferrera, Rashida Jones y Ashley Judd. “Si este grupo de mujeres no pueden luchar por que haya un modelo distinto para otras mujeres que no tienen tanto poder ni privilegios, entonces, ¿quién va a poder?”, declaró Shonda Rhimes, creadora de ‘Anatomía de Grey’, al New York Times.