De la confesión al silencio: las próximas horas del asesino de Abril

"Pepito" Etchegaray se negó a hablar con la fiscal y continúa detenido en el Penal 22.
El Canciller - Comentarios

La confesión

Se me escapó el tiro, se me escapó el tiro en la ventana, papá. Fue el día del hecho. Mi nombre es José Eduardo Etchegaray y se me escapó el tiro. No quise matar a nadie. Se me escapó”, son las palabras que logró balbucear José “Pepito” Etchegaray mientras era conducido en camilla por la policía, luego de haber asesinado a Abril Bogado (12). 
Es que, previo a ser detenido, se resistió y enfrentó a la policía. Por eso, en el forcejeo, resultó herido de una pierna y tuvo que ser trasladado al hospital San Roque de Gonnet.

El cambio

Sin embargo, después de recuperarse fue citado a declarar y se negó a hacerlo ante la fiscal, Betina Lacki.
“Por las pruebas que tengo reunidas en la causa, nada me indica que el disparo que mató a abril haya sido efectuado de manera accidental; por el contrario, todo indica que eso no pasó y el disparo se utilizó para facilitar la consumación del hecho de robo”, explicó la fiscal de La Plata. Así, se encargó de descartar la hipótesis que dio “Pepito” mientras lo esposaban.
“Para mí esos dichos tienen validez de una prueba, fue una manifestación espontánea”, sentenció en el expediente sobre las declaraciones del detenido ante la policía.

Otras causas del mismo día

Además del asesinato de Abril, “Pepito” está imputado por “el uso de arma y robo en grado de tentativa” en perjuicio del conductor de un Volkswagen Golf que fue asaltado cuando se encontrada frente a la casa de la nena. Otro de los agravantes que pesan sobre él es la presencia de un adolescente de 17 años como cómplice del crimen. 

Su situación

La causa de “Pepito” se ve agravada por tener antecedentes penales (gozaba de libertad anticipada, pese a estar condenado a 8 años de cárcel). Quedará detenido en la Unidad Penal 22 y se espera que vuelva a ser citado el lunes o martes próximo.