Cristiano, Messi, Iniesta y Kroos: el fracaso de las selecciones favoritas en el Mundial de Rusia

El Canciller - Comentarios

Promediando la mitad del Mundial de Rusia 2018 ya se puede asegurar que pocos, quizás nadie, podía imaginar cómo se resolverían la fase de grupos y los Octavos de Final. Sorpresas, decepciones y rotundos fracasos marcaron los primeros 17 días.

En un Mundial en el que ninguna selección pudo desplegar un fútbol de alto vuelo, aquellas que partían como favoritas sufrieron mucho más de lo esperado ante combinados modestos que desbancaron a las casas de apuestas.

Las ausencias de Italia, Holanda, Chile y Estados Unidos ya son solo una anécdota. La prematura y bochornosa eliminación del seleccionado de Alemania, el defensor del título, sorprendió a todos al caer ante México y Corea del Sur. Pero no quedaría ahí.

En la mañana del sábado, la Selección Argentina de Lionel Messi sufrió una dura derrota (4-3) ante su par de Francia, en un partido en el que el marcador maquilló una decepcionante performance criolla.

Luego de clasificar a la segunda fase de milagro con la ayuda de Nigeria, los dirigidos por Sampaoli habían renovado las ilusiones de refrescar su imagen y pelear por alcanzar una nueva final en la Copa del Mundo. Pero nada de eso pasó y el mejor jugador del mundo se volvió antes de tiempo.

Horas después, en la ciudad de Sochi, Cristiano Ronaldo sufrió la misma suerte que aquel con quien suele repartirse los balones de oro. Por plantel, claramente Portugal no era candidata a avanzar demasiado en el fixture, pero luego del sublime nivel de su capitán en fase de grupos, los lusos llegarona ilusionarse.

Ante la sólida Uruguay de Luis Suárez y Edinson Cavani, el delantero del Real Madrid estuvo desaparecido y nunca pudo hacerse cargo de un equipo extremadamente dependiente de su actuación, que perdió por 2-1. De esta manera, el último campeón de la Eurocopa exhibió todas sus falencias colectivas.

Y aunque se esperaba mucho más de ellos, Argentina y Portugal quedaron eliminadas en manos de grandes selecciones que podían jugar de igual a igual. Sin embargo, en una sorpresa tan fuerte como la penosa actuación de Alemania, la Selección de España cayó por penales ante su par de Rusia, la anfitriona.

Sin exhibir ninguna muestra de rebeldía, la Furia Roja se dedicó a lateralizar la pelota y conservar la posesión sin generar situaciones de peligro ni verticalidad. Con Andrés Iniesta observando todo desde el banco e ingresando sobre el complemento, España perdió por penales (3-2) luego del 1-1 sostenido en tiempo regular y suplementario.

Ahora, de las selecciones que partían como favoritas a hacerse con el título o, al menos, a alcanzar las últimas instancias del Mundial de Rusia, solo queda la Brasil de Neymar y Coutinho, que tampoco mostró un buen juego y mañana se jugará su suerte ante México.

Hasta el momento, la Copa del Mundo se pierde a grandes figuras como Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Iniesta y Toni Kroos. Hasta ahora, es el Mundial de los fracasos.