Con una tasa del 46,5%, retiene el Gobierno el 76% de las Lebacs pero agranda la base monetaria

El Canciller - Comentarios

En la previa del nuevo mega vencimiento de Lebacs, el Gobierno auguraba renovar el 75% de los activos del Banco Central con el fin de no inyectar más de $140 mil millones en el mercado. Cerrada la jornada, el oficialismo logró el objetivo: con tasas al corto plazo del 46,5%, renovó un poco más de $393 mil millones, que representan un 76% del stock que vencía este martes.

El Banco Central renovó el 76% del stock de Lebacs

Desde que Luis Caputo asumió como titular del Banco Central, el economista lleva adelante una estrategia de desarme de Lebacs con el objetivo de reducir la presión sobre el dólar de los supermartes de vencimiento de los activos. El Plan Caputo incluyó la licitación de varios activos a plazos mayores (Bonos del tesoro (BOTES), en pesos y Letras del Tesoro (LETES), en dólares) y una batería de medidas que ponen el ojo en los agregados monetarios -en este sentido, subió la tasa de encajes bancarios y permitió que los BOTES sean contabilizados dentro de esos mismos encajes-.

La reducción del stock de Lebacs fue de $135 mil millones. De todos modos, esa suma no entrará en su totalidad en el mercado, ya que ayer el Gobierno, puntualmente el ministerio de Hacienda, adjudicó unos $50 mil millones en la ampliación de los BOTES que los bancos podrán atribuir como encajes bancarios.

De los $85 mil millones restantes, $60 mil millones serán una expansión monetaria para satisfacer la demanda de dinero. El resto, estima el Banco Central, será absorbido por los bancos con el objetivo de cumplir con los requisitos de las subas de encajes.

Es la segunda licitación en la que Caputo apuntó a reducir el stock de Lebacs. La primera de ellas fue en junio, cuando en un vencimiento cuyas cifras eran similares a las de este martes, no fueron renovados unos $220 mil millones. Sin embargo, con el objetivo de reducir la presión inflacionaria, el presidente del Central debió absorber una gran masa de esos pesos a través de colocaciones de deuda, licitaciones, la suba de encajes ya mencionada y un aumento considerable en las tasas de interés a corto plazo.

En las últimas  semanas, el Banco Central anunció que las tasas de interés serían votadas en una comisión interna una vez por mes. El plan de la autoridad monetaria contempla desarmar Lebacs y achicar la presión sobre el dólar (y por ende, inflacionaria). Al mismo tiempo, la institución que dirige Caputo admite que las altas tasas de interés que rigen actualmente no pueden mantenerse mucho tiempo más. Por eso, a medida que baje el volumen de los vencimientos de los martes, el BCRA comenzará a reducir paulatinamente dicha tasa.