Chumel Torres, el humorista político de HBO: “Creo que este año cae Maduro”

El Canciller - Comentarios

Cuando se habla de análisis político en clave comedia cada uno tiene su propio referente, los hay de todos los países, de todas las épocas y de todo el espectro ideológico. El mundo actual, con la globalización de la información, no solo invita sino que incita a este tipo de respuestas. Chumel Torres, el irreverente presentador mexicano, estrenará el 15 de febrero, por HBO, la cuarta temporada de Chumel con Chumel Torres. Llegará, con un nuevo episodio, todos los viernes a las 23 por el canal de suscripción premium.

El 2018 fue un año movido en cuanto a acontecimientos electorales en varias partes del mundo. Pedro Sánchez (España), Nicolás Maduro (Venezuela), Andrés Manuel López Obrador (México) y Jair Bolsonaro (Brasil) son algunos de los ganadores de comicios celebrados en el 2018. Durante el 2019 se verán las consecuencias de esas elecciones, sumados, claro, a los presidentes que ya lideraban sus países como Donald Trump y Vladimir Putin. El Canciller habló con Chumel Torres de lo que se viene, de lo que pasó y de qué se ríe él.

Empecemos por el tema obvio: ¿cómo pensás que se va a resolver el conflicto en Venezuela?

Está dificilísimo, ahora se van a empezar a dar las presiones económicas de todos los sectores para que Maduro dimita, o por lo menos reconozca que está perdido. Pero este hombre es muy peligroso, porque lo primero que hizo fue cortar relación con Estados Unidos de tajo. Entonces de pronto tenías a Maduro queriendo sacar a los funcionarios estadounidenses, y los diplomáticos quedándose porque no reconocían el gobierno de este señor. A mí sí me resulta muy positivo en el sentido en que por fin estamos viendo una movilización verdadera. Creo que este año cae Maduro.

¿Cómo pensás que empezó esta situación?

Todo esto se disparó con el apoyo de Trump, siento que si no hubiera estado Trump diciendo desde el principio que estaba detrás de Guaidó nadie se hubiera animado a levantar la mano por Venezuela. La cosa es cuando ya de plano toda la comunidad internacional se empieza a unir: España, Argentina, Estados Unidos, la Comunidad Europea.

¿Es más fácil hacer comedia con presidentes cuasi payasescos como Trump y Bolsonaro?

Es fácil, pero te estás riendo de la bomba a punto de explotar. Por un lado sí, son casi caricaturas, Maduro, Trump, Andrés Manuel en mi país. Es gracioso, pero luego dices “estos son los líderes que tenemos y los que están dirigiendo este barco”.

¿Qué es lo que te causa gracia?

La incongruencia, en el tema político cuando alguien dice una cosa y hace la otra me da mucha risa, y señalarlo les choca. Alguien con vida pública lo único que tiene es su honorabilidad y su palabra, cuando retas eso es tremendo. Me gusta mucho las inconsistencias en las opiniones. Ese tipo de cosas me parten de la risa, porque literal es desdecirse, y eso me mata.

Hace poco hiciste un sketch con Enrique Peña Nieto que fue bastante criticado en las redes. ¿Cómo lo tomaste?

Siempre es polémico hacer cualquier cosa con el presidente. Hay gente que lo odia, gente que lo quiere. Nosotros quisimos hacer un sketch de comedia porque cuando gana Andrés Manuel (López Obrador) acá en México muchos haters me empezaron a decir “ya se te acabó el presupuesto que te daba el gobierno”. Asumían que me pagaban por dar las noticias. Entonces dije qué tal si lo hacemos real, qué tal si hablamos con el presidente y que me diga “Oye Chumel, pues no hay más dinero” a manera de broma. A mucha gente le gustó bastante porque es la primera vez que se hace algo de comedia con un presidente en funciones en la historia de México.

¿Todo vale para la comedia con los políticos?

No se trata de burlarse por burlarse de un político. Nunca haría chistes de cosas que ellos no pueden controlar. Me refiero, por ejemplo, a un chiste de alguien si tuviera una discapacidad, o algo de su familia. Yo me concentro en los hechos y en las acciones que hagan. Si son reprobables o son dignas de perseguirse, se persiguen y te ríes de eso. No se trata nomás de hacer burla por hacer burla, se trata también de echarle un poquito de cerebro y decir “creo que esta decisión está llevando a tal país a problemas económicos”.

¿Hay temas que te parezca que no podés abordar?

No me gusta tocar el tema del narco, o del crimen organizado, secuestros, ese tipo de cosas. Porque tienen muchas víctimas, y además no hay comedia ahí. Hay que recordar que lo que siempre tiene que prevalecer es la comedia y reírnos. No hay comedia en las muertes.