Busca la CGT un golpe efectivo a Cambiemos y activa el calendario de protestas contra Lagarde

El Canciller - Comentarios

La Central General de los Trabajadores tomará protagonismo en los próximos días cuando le dé la bienvenida al país a Christine Lagarde, la directora del Fondo Monetario Internacional.

Como una medida de protesta al acuerdo, y en venganza a la negativa de Lagarde a recibirlos en una reunión privada, el triunvirato dirigente informó que realizarán movilizaciones, marchas y protestas durante la Cumbre del G20.

En paralelo a los preparativos de la Ciudad, comenzaron sus actividades el jueves al mediodía con una conferencia de prensa. “Nunca una intervención dio buen resultado. El país ya está paralizado y en recesión”, expresó Juan Carlos Schmid advirtiendo que la llegada de Lagarde no es bien recibida. “Si el Fondo quiere un consenso social, que no cuente con la CGT”.

La cúpula del organismo quizo tener una reunión con la titular del Fondo pero el encuentro no prosperó. Comenzaron a gestionarlo a principios de mes con Alejandro Werner y Roberto Cardarelli, responsables del FMI en latinoamérica, pero no accedieron al pedido de la CGT.

“Vamos a dar un mensaje de rechazo al FMI, que lo que pretende, junto a este Gobierno, es un ajuste de 300.000 millones de pesos, el doble de presupuesto para todo el año del país”, había advertido horas antes el miembro del triunvirato dirigente. “Si esto sigue así va a haber miles de despedidos y compatriotas que caen cada vez más en la pobreza”, dijo durante la mañana en FM La Patriada.

Acompañado por Héctor Daer y Carlos Acuña, informaron que las movilizaciones comenzarán el mismo viernes por la tarde. A las 18, marcharán al Banco Central para, simbólicamente, entregar una carta en rechazo a las políticas de ajuste fiscal exigidas por el FMI. La carta fue respaldada por los diputados Agustín Rossi y Axel Kicillof.

Pero la bienvenida culminará con una gran marcha para el inicio de la Cumbre del G20. El sábado a las 11, cuando esté comenzando la tercer reunión de los ministros de finanzas y presidentes de bancos centrales, las organizaciones sociales se unirán a los gremialistas para protestar frente al Centro de Exposiciones y Convenciones de Buenos Aires.