Blumimax, el costado solidario del consumismo

La nueva plataforma de compra dona un porcentaje del costo de los productos a cuatro fundaciones nacionales.
El Canciller - Comentarios

Conectar las ganas de ayudar con aquellos que necesitan una mano, es una acción muy noble que cada vez es más habitual entre los argentinos. En este caso, una empresa re pensó el mercado de venta online para incluir la solidaridad como núcleo de su servicio.

Javier Pérez Seara y Ramiro Cenoz crearon Blumimax, una plataforma de venta de productos para el hogar y de construcción. Pero se asociaron con cuatro organizaciones que, en vez de darles plata de inversión, les piden dinero para financiar sus proyectos. Las ONG más transparente del país, utilizan a Blumimax para conectarse con aquellos usuarios que quieren colaborar y no saben cómo.

Entidades como Los Piletones de Margarita Barrientos, la Fundación Haciendo Camino de Catalina Hornos, CONIN del Dr. Abel Albino y Pilares de Emilia Zanchetta, son los lugares a los que se puede ayudar.

La dinámica es simple: el usuario elige el producto, selecciona comprar y clickea sobre la fundación a la que le gustaría ayudar. No hace falta que pague más ni que deposite nada extra. Un porcentaje del precio será destinado a la ONG por Blumimax.

Con el apoyo de los que más saben sobre solidaridad, la plataforma se populariza como la competencia solidaria de Mercado Libre. Consumir y ayudar, todo en uno.