Avanza Macri contra la “antimafia”: Doñate y 559 hombres de poder

En la semana que recibió varias buenas noticias judiciales, imputaron al empresario marítimo Miguel Doñate. Mauricio Macri va a almorzar con la Patria Contratista y planea mostrar como trofeo la caída en desgracia del "Pata" Medina.
El Canciller - Comentarios

La lista “antimafia” del presidente Mauricio Macri tachó un nuevo nombre: Miguel Doñate. El capitán y dueño de Servicios Marítimos, que a su vez es accionista de Vessel S.A., empresa de transporte de contenedores, fue imputado por entorpecer las vías navegables y extorsión, los mismos delitos por los que se detuvo al “Caballo” Suárez, otro sindicalista caìdo en desgracia.  Le alcanzarán los pròximos dos años para ir por los 559 restantes que consignó Clarín? ¿Víctor Santa María es el próximo?

La lista imaginaria del presidente tiene varias categorìas: dice que hay empresarios, jueces, gremialistas, políticos, periodistas. Este mediodía, Mauricio Macri tiene previsto almorzar en la 65ª Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO). No irá solo. Estarán Nicolàs Dujovne, Federico Sturzenegger, Rogelio Frigerio, Juan José Aranguren, entre otros funcionarios de su gabinete. Lo aplaudirá alguien especial: Gerardo Martínez, de la UOCRA. ¿Su sindicalista preferido? desde la partida de Gerónimo “Momo” Venegas, el fallecido extitular del gremio de los trabajadores rurales. Se especula con que Macri muestre como trofeo la caída del “Pata” Medina ante gran parte de la “Patria Contratista”.

A esto se suma el procesamiento de Miguel Doñate. Macri lo incluyó hace un mes dentro de las “mafias del poder”, en la cena anual de la UIA, en Pilar. La causa se inició a fines de septiembre en el juzgado de Sebastián Casanello, un juez algo distante del gobierno. El fiscal Ramiro González imputó al empresario naviero en base a una denuncia de las

La causa se abrió a fines de septiembre en el juzgado de Sebastián Casanello luego de que el fiscal Ramiro Gonzalez imputara a Doñate y otros empresarios del sector por retrasar la llegada de sus buques a puerto y la exigencia del pago de “sobrecostos en efectivo” para los servicios de ocho de sus barcos que debían entrar a puertos argentinos. A 17 días de las elecciones, la Justicia vuelve a sacarle una sonrisa al gobierno.