Argentina superó los 30.000 fallecidos por Covid-19: las 5 provincias con más muertes

La ocupación de las camas de terapia intensiva y la alta tasa de positividad son los dos peores índices que presenta el país en su lucha contra el brote.
El Canciller - Comentarios

A 223 días de la instauración del aislamiento social, preventivo y obligatorio en la Argentina, el país llegó este miércoles a la suma de 30.000 muertos por el nuevo coronavirus. Con los casos diarios estabilizados en una “meseta alta” de 15.000 positivos a nivel nacional, el mayor complejo actual está radicado en la ocupación de las camas de terapia intensiva: del total de internados, el 60% padece el SARS-CoV-2 y es la primera vez que ese número es tan alto desde la llegada de la pandemia.

En su parte vespertino, el gobierno nacional reportó 13.924 nuevos contagios y 345 muertes más. El total es de 1.130.533 infectados y 30.071 defunciones. En materia de decesos, la provincia de Buenos Aires encabeza la lista de las provincias que más vidas perdieron: con 18.051, acumula el 57% del total de fallecidos. La Ciudad de Buenos Aires aparece en el segundo lugar, con 4.749 muertos y más atrás emergen Córdoba (1.218), Santa Fe (1.169).

En quinta posición, con 799 fallecimientos, aparece Jujuy, en tanto Salta (752), Mendoza (745) y Tucumán (731) se ubican cerca. Todos los datos son pertenecientes al Sistema Integrado de la Salud Argentina (SISA), un apéndice del Ministerio de Salud de la Nación. Cabe destacar que algunos sistemas provinciales presentan cifras disímiles: a modo de ejemplo, la Ciudad de Buenos Aires digitaba hoy 5.021 decesos, casi 300 más que los reportados por la cartera nacional.

Con 4952 personas en las unidades de terapia intensiva, la Argentina es el cuarto país del mundo que más camas críticas tiene abocadas a pacientes con Covid-19, sólo superado por los Estados Unidos, la India y Brasil. En este sentido, el sistema sanitario del Area Metropolitana de Buenos Aires ha superado el momento más algido del brote, y en estos momentos CABA posee el 40% de ocupación de camas UTI, en tanto la provincia de Buenos Aires registra un 44%.

En cambio, provincias como Río Negro, Santa Fe, Neuquén y Córdoba cuentan con zonas donde la saturación supera el 90%. En el Gran Mendoza, la tensión del sistema se refleja con un 88% de plazas llenas y en Tucumán el número alcanza los 84 puntos porcentuales. En esos distritos, la afectación creció de forma muy empinada en el último mes y medio, cuando los casos comenzaron a crecer de forma exponencial en el interior del país. A nivel nacional, el porcentaje de ocupación es del 64,4%.

Te recomendamos leer

En la última semana, en la Argentina se produjo un promedio de 14.243 casos diarios, una de las cifras más altas desde la llegada de la pandemia, que refleja la afectación que están sufriendo las provincias. El gran problema que sigue exhibiendo la gestión sanitaria es la alta tasa de positividad de los hisopados: más del 43% de los testeos se traducen en enfermedad y el índice es uno de los más altos del planeta (la OMS recomienda tener menos de 10%).

La semana pasada, el país dejó de aparecer en el prestigioso sitio de estadísticas ourworldindata.org que se convirtió en la primera fuente de consulta sobre el transcurso del brote en el planeta. Fue porque muchas jurisdicciones no reportaban a las autoridades del Ministerio de Salud muchos hisopados que daban negativo al confesarse “sobrepasados”, lo que generaba una alteración en la tasa de positividad.

Según consignaron distintos expertos al diario La Nación, este problema aún no ha sido resuelto. En los últimos días, Córdoba notificó una tasa de positividad del 87%, Entre Ríos 74%, la provincia de Buenos Aires 49% y La Pampa y La Rioja, 38%. La Ciudad de Buenos Aires, que continúa registrando casos a la baja -por tercera jornada consecutiva estuvo debajo de los 600 positivos diarios-, ha bajado el indicador al 18%, en tanto Jujuy, que esta semana reabrió teatros, cines y gimnasios, logró un índice del 17%.

En materia de casos, y en medio de la segunda ola que azota a Europa con toques de queda en España, Italia, Inglaterra y Francia -volverá a una cuarentena estricta desde el viernes-, la Argentina descendió al séptimo lugar entre los países que más infectados registran desde el inicio del brote, solo por detrás de Estados Unidos (8,78 millones), India (8 millones), Brasil (5,44 millones), Rusia (1,55 millones), Francia (1,20 millones) y España (1,16 millones, aunque el presidente, Pedro Sánchez, aseguró que los contagios superan los tres millones). En casos por millón de habitantes, la Argentina permanece en el puesto 19°.

En el apartado de fallecidos, el país se ubica como el 12° con más defunciones pero aún mantiene una tasa de 655 muertes por millón de habitantes y, en la comparación al interior de América Latina, muestra números más bajos que Perú, Brasil, Chile, Bolivia, México y Ecuador (aunque superó recientemente a Colombia y Panamá).

¿Qué pasaba en la Argentina siete meses atrás, el 28 de marzo de 2020, cuando apenas se cumplían nueve días de cuarentena obligatoria? Había 745 infectados y apenas 19 muertes por el coronavirus; el gobernador Axel Kicillof prorrogaba hasta el 15 de abril la prohibición de realizar eventos culturales, deportivos, artísticos y sociales de concurrencia masiva, el ministro de Salud, Ginés González García, consideraba como “muy lógico” continuar el confinamiento y Mauricio Macri y el PRO acordaban por videoconferencia cerrar filas con el gobierno nacional al apoyar la extensión del ASPO.