ARA San Juan, Putin y Venezuela: despliega Macri su pragmatismo en una visita incómoda al Kremlin

El presidente se reunió con el mandatario ruso en el marco de la gira que realiza por Europa en búsqueda de inversiones. "La Argentina le da mucha importancia a la relación estratégica global con Rusia", dijo
El Canciller - Comentarios

Si bien se mostraron sonrientes y medianamente cálidos, el Presidente Mauricio Macri ingresó por primera vez al Kremlin, sede gubernamental de Rusia y tuvo su primer bilateral importante en el marco de su gira por Europa. Allí le expresó a su par ruso, Vladimir Putin, que “La Argentina le da mucha importancia a la relación estratégica global con Rusia”. El jefe de Estado estuvo acompañado por el canciller Jorge Faurie, el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo y el embajador en aquel país, Ricardo Lagorio.

Luego de firmar una serie de acuerdos en común, el presidente ruso le expresó a Macri que La Argentina sigue siendo uno de los socios más importante de América Latina”, durante una breve conferencia de prensa. Si bien no anunciaron inversiones o acuerdos concretos, energía, agricultura, logística y Venezuela fueron los principales temas que abordaron durante la bilateral. La desaparición del submarino ARA San Juan y la cooperación del país caucásico será un apartado destacado del temario conjunto: todavía no circuló la información sobre hasta cuando los navíos rusos seguirán cooperando en la búsqueda.

Mientras les “pasa la gorra” a los Ceos para que hagan realidad la utopía de la “lluvia de inversiones”, Macri tiene en vista los números del comercio bilateral con Rusia: en el 2013 era de US$ 2.300 millones y desde que Cambiemos llegó al poder cayó abruptamente a US$ 800 millones.

Más temprano, a las 3 de la madrugada (hora argentina), el mandatario mantuvo una reunión con los empresarios de las principales empresas rusas, como Biocad (biotecnología), Gazprom (energía), Gazprombank (banco), Phosagro (agroquímica) y Rosatom (energía nuclear), entre otras. Estaban presentes los gobernadores de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y de Misiones, Hugo Passalacqua, dos de las provincias que pueden ser destinatarias de inversiones. La comitiva la completaban el canciller Jorge Faurie, Juan José Aranguren (Energía), Luis Miguel Etchevehere (Agroindustria).

Venimos con la firme intención de convencerlos de estrechar vínculos y aumentar la presencia de firmas tan importantes como la de ustedes en nuestros país y explicarles por qué creemos que este es el mejor momento”, remarcó Macri al concluir la reunión.

Rusia en sí no es un socio ideológicamente cómodo para Macri. Lo sabe. El país caucásico mantenía un estrecho vínculo con el gobierno anterior, el de Cristina Kirchner. Allí forjó lazos que ahora son complejos de mantener en su “vuelta al mundo”, pero que la Casa Rosada los necesita. Cuba y Venezuela son dos socios estratégicos en la región. Es sabido que no habrá una postura unificada al respecto de los reclamos que llevará Macri al Kremlin sobre el gobierno de Maduro.

El Memorándum de Faurie

El canciller Jorge Faurie firmó un memorándum de entendimiento con el ejecutivo ruso para producir y explotar uranio en conjunto. La inversión prevista sería de u$s 250 millones, y se estima la generación de unos 500 puestos de trabajo.