Angelici en A Dos Voces: “Algún día me sentaré con Lilita a decirle todo en la cara”

El presidente de Boca se defendió y habló de todo y de todos. Dijo que no es un "operador judicial" y relativizó el impacto del "hit del verano", los cantitos contra Macri en eventos masivos
El Canciller - Comentarios

El presidente de Boca Juniors, Daniel “Tano” Angelici” rompió el silencio y se habló de todo y de todos: negó sin demasiada efusividad ser un operador judicial al servicio del Gobierno, se refirió al “hit del verano”, se mostró conciliador con Elisa “Lilita” Carrió, rechazó las acusaciones de la influencia presidencial en los arbitrajes en la Superliga, fue conciliador con el camionero y presidente de Independiente, dijo que le pondrá nuevamente su voto a Cambiemos, Hugo Moyano y discrepó con María Eugenia Vidal sobre la perspectiva del juego. “A lo mejor algún día tendré la oportunidad de poder sentarme con Lilita si ella quiere y charlar y contestarle en la cara lo que ella me pregunte, no tengo nada que ocultar, estoy tranquilo”, dijo.

Angelici visitó el programa A Dos Voces (TN) y dijo: “La gente votó un cambio en este país y este gobierno cree en la división de poderes; no tiene ni necesita operadores y yo no lo soy; soy abogado, conozco muchos compañeros que hoy son jueces, muchos los conocí por ser Presidente de Boca y otros por el colegio de abogados. He ido a los tribunales dos o tres veces que me han citado como testigo. Este gobierno por primera vez hace creer con firmeza que la Justicia es un poder independiente. No conozco que este gobierno tenga un solo operador que vaya a los tribunales a hablar”.

La génesis de las acusaciones que pesan sobre el “Tano” provienen de la líder de la Coalición Cívica (CC), Elisa “Lilita” Carrió, quien supo decir “Angelici es un delincuente”. Ante esto, el presidente de Boca se mostró de alguna forma indulgente sobre los dardos que le lanzó la diputada chaqueña: “Lilita aportó muchísimo a esta coalición para llegar al Gobierno y es valorada por el Presidente y si él la valora yo la valoro. Claro que me molesta (que lo llame “operador”) pero no nos conocemos, coincidimos hace muchos años en un congreso del partido (Radical) donde éramos los dos delegados. No tengo una sola causa, nunca fui procesado ni indagado. No lo se (porqué Carrió hace esas acusaciones). Le llegan cosas que a lo mejor no son ciertas. A lo mejor algún día tendré la oportunidad de poder sentarme con Lilita si ella quiere y charlar y contestarle en la cara lo que ella me pregunte, no tengo nada que ocultar, estoy tranquilo, se defendió.

El “hit del verano”, los cánticos en donde insultan al Presidente, también fue parte de la entrevista. Para el número uno del club de La Boca, es una “parte cultural de cómo se vive el fútbol” y que nació espontáneamente porque se venía hablando de los beneficios a Boca “por un error arbitral y que después se fue repitiendo”. “Creo que muchos que están en ese canto son votantes de Macri y lo van a volver a votar. No estoy de acuerdo en que se suspendan los partidos por estos cantos; estoy de acuerdo con la libertad de expresión más allá de que no comparto los insultos a la investidura presidencial. Los partidos hay que jugarlos”, remató.

Tras la muerte de Julio Humberto Grondona, el ex mandamás de la AFA, se reconfiguró el esquema de poder en la AFA. Desde llegada de Claudio “Chiqui” Tapia que siempre se lo señala a Angelici como el verdadero vector del poder en el fútbol argentino. Se ofuscó ante la pregunta de que si él es el verdadero mandamás del fútbol: “Lo subestiman (a Tapia), es un gran dirigente, tuvo una habilidad que fue juntar a todo el Ascenso. No me arrepiento de haberle dado mi apoyo. Yo no lo manejo. Eso es no conocerlo”.

Finalmente se refirió al tándem y columna vertebral de Cambiemos, es decir al presidente Mauricio Macri y a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Sostuvo que el creador del PRO “es su amigo” y que si vuelve a presentar “va a tener su voto” al igual que con Vidal. “Me imagino que el proyecto de un país debería ser de 8 años, eso lo deben decidir los argentinos”, concluyó.