Como respuesta a las 376 suspensiones que dispuso Aerolíneas Argentinas, los gremios aeronáticos anunciaron un paro total de actividades para el próximo lunes 26 de noviembre, en rechazo a la administración de la empresa y de la política aerocomercial del presidente Mauricio Macri. Así, escala el conflicto en la línea de bandera, en momentos en que los sindicatos advierten que el Gobierno quiere desmantelar la compañía para favorecer a las líneas low cost.

En conferencia de prensa este miércoles, los gremios rechazaron las suspensiones que determinó la compañía por supuesto abandono o retención de tareas durante las asambleas realizadas el pasado 8 de noviembre, cuando se paralizaron de 244 vuelos. Además, reiteraron el reclamo por una recomposición salarial por inflación, algo que para la empresa no corresponde, ya que aseguran que la paritaria 2017/2018 venció el 31 de agosto.

Alerta G20: escala el conflicto en Aerolíneas y se profundiza la pelea contra las low cost

La medida fue consensuada por Ricardo Cirielli, secretario general de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA); Edgardo Llano, del Personal Aeronáutico (APA); Rubén Fernández, de Unión Personal Superior Aeronáutico (UPSA); Pablo Biró, de Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), y Genaro Trucco, de Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA).

Fernández detalló que el paro tendrá efecto en todos los aeropuertos del país, por lo que la actividad se verá paralizada durante al menos 24 horas. Por su parte, Biró afirmó que la medida de fuerza se lanzó porque "Aerolíneas Argentinas no cumplió con sus compromisos salariales" con los empleados y está demorando las definiciones en la nueva paritaria 2018/2019, que va de septiembre a septiembre.

Alerta G20: escala el conflicto en Aerolíneas y se profundiza la pelea contra las low cost

"Sancionar por una protesta está condenado por la Organización Internacional del Trabajo. Sancionar por un reclamo a trabajadores a los que les pagaron mal el salario es totalmente injusto, ilegal e inconstitucional", sostuvo Fernández. A la vez, explicó que aún no habían recibido las sanciones.

La Federación Argentina del Personal Aeronáutico (FAPA), que agrupa a todos los gremios, no descartaba realizar medidas de fuerza sorpresivas si la línea aérea de bandera envía los telegramas a los empleados anunciando las suspensiones de entre 10 y 15 días sin goce de haberes, tal como dejaron trascender voceros de la firma.

Semanas atrás, el presidente Macri cuestionó las asambleas en Aerolíneas Argentinas y remarcó: "Desde que Aerolíneas se estatizó, el Estado tiene que poner plata todos los meses para que funcione". Esas palabras dispararon los rumores sobre una eventual privatización, aunque poco después el Gobierno negó esa posibilidad.