Aleksandr Polukarov, el ruso que marcó a Maradona en la final del Mundial Juvenil 1979

El Canciller - Comentarios

Cada victoria sumaba dos unidades y Rusia era la URSS. En ese contexto se dio la final del Mundial Juvenil de 1979: un torneo que Argentina ganó de punta a punta y vio brillar a Diego Armando Maradona, el mejor jugador de la historia, con la ayuda de la artillería de Ramón Díaz, el hombre que ganó todo dirigiendo a River.

En esa final, que se jugó un 7 de septiembre de 1979 en Japón, el conjunto albiceleste derrotó a la URSS por 3-1 en el Estadio Olímpico de Tokio. Pero las cosas no habían comenzado bien para la Argentina: los soviéticos abrieron el marcador y, en una táctica defensiva que consistía en bloquear al 10 argentino, estaban logrando derribar al favorito para llevarse el título.

Uno de los encomendados para realizar la tarea de marcar al astro argentino fue Aleksandr Polukarov. El ruso debía seguir a Maradona a todos lados y evitar que pudiera crear juego. “La atmósfera del partido era increíble, se jugó en el Estadio Olímpico de Tokio y casi todo el público era de Argentina”, recordó 39 años más tarde el jugador soviético.

Se jugó en el Estadio Olímpico de Tokio y casi todo el público era de Argentina

“Le hice marca personal durante todo el partido. Lo estábamos marcando muy bien con otro compañero con el que nos turnábamos para hacerle marca personal”, relató, en tanto que agregó: “Maradona no estaba pudiendo hacer mucho”. Sin embargo, las cosas no resultaron favorables para los rusos. “Lo dejamos solo 20 minutos y terminamos perdiendo 3-1”, rememoró. Así, con tres goles en el segundo tiempo (Alves, Díaz y Maradona) Argentina dio vuelta el resultado adverso y levantó la Copa.