Advierte Dujovne que el ajuste será mayor y se empantana la negociación con el PJ

El Canciller - Comentarios

Aunque se calculaba que el recorte en el presupuesto para el año que viene sería de 220.000 millones de pesos, los nuevos números de la economía obligan al Gobierno a que sea un 30% más: $300.000 millones. Así lo admitió ayer Nicolás Dujovne ante los ministros de Economía de las provincias que gobierna el oficialismo.

El nuevo número se debe, especialmente, a que el aumento de las jubilaciones y otras asignaciones será mucho mayor al previsto, ya que está compuesto en un 70% por el cálculo de inflación y el acuerdo con el FMI se firmó con una proyección de aumento de precios muy distinta a la de hoy, que según todas las consultoras privadas superará el 30% y se ubica como principal preocupación de la sociedad en las encuestas.

Habrá, entonces, que recortar otros gastos. Aunque ayer les aseguró a sus pares provinciales que el ajuste “lo debe asumir la Nación”, les pidió que “las provincias colaboren en la tarea”. El titular del Palacio de Hacienda considera que hay que discutirlo ahora para poder incluirlo en el Presupuesto 2019 que luego deberán negociar con los gobernadores peronistas. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, lo flanqueaba a su izquierda como garantía: las provincias no quieren recortes en la obra pública.

Lo escuchaban atentos los ministros económicos Hernán Lacunza (Buenos Aires), Martín Mura (Ciudad), Lisandro Nieri (Mendoza), Carlos Sadir (Jujuy) y Enrique Vaz Torres (Corrientes). Todos se encargarán de llevarles un plan a sus gobernadores (María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Alfredo Cornejo, Gerardo Morales y Gustavo Valdés), que ya acordaron ser parte de las negociaciones con los mandatarios justicialistas.

Pero el peronismo “racional” tiene otros planes. Aunque Miguel Pichetto ya dijo que el Ejecutivo debe tener presupuesto para poder gobernar y se comprometió a trabajar para que eso ocurra, no votarán cualquier cosa. Saben que la mayor parte de la sociedad rechaza el acuerdo con el Fondo y no vería con buenos ojos que quienes se presentan como alternativa acompañen un presupuesto confeccionado en base a sus exigencias. El kirchnerismo se ocupará de remarcar esto último.

Según publica Ámbito, los equipos económicos de los referentes del PJ dialoguista en ambas cámaras trabajan en una propuesta “alternativa”, que les garantice a las provincias los recursos necesarios para no pagar el costo político del ajuste en un año electoral. Resta saber qué pasará si Macri les pide demasiado.