Admite Sica las tensiones en el Gabinete y ata las medidas contra la crisis al plan de Precios Cuidados

El Canciller - Comentarios

Luego de una semana en la que se especuló con su renuncia a la conducción del Ministerio de Producción y Trabajo, Dante Sica salió a desmentir los rumores, afirmó que el Gobierno nacional atravesó una semana de tensión y ratificó su compromiso con el “proceso de cambio”.

El funcionario no eludió la polémica en torno a la acalorada discusión que mantuvo junto a Mauricio Macri y Nicolás Dujovne, y lamentó que haya traspasado el ámbito político privado.

Según Marcelo Bonelli, en la mencionada reunión el presidente dio su respaldo al ministro de Hacienda, en medio del debate sobre la posibilidad de impulsar un congelamiento de precios para incentivar el consumo y contribuir a paliar la crisis y el impacto de la alta inflación.

En esa cumbre, el ministro expuso una contradicción. Ante la atenta mirada del primer mandatario, criticó con dureza la tasa de interés del Banco Central, a la que considera excesiva y perjudicial para la producción.

El mes anterior había sido cruzado por Marcelo Tinelli luego de afirmar que “no encontraba causas de preocupación” con respecto a la volatilidad del tipo de cambio. La receta de la entidad monetaria para contener la presión sobre el dólar se circunscribe al programa de altas tasas.

 

En esta línea, Sica confirmó el plan de contingencia en el que trabaja el Ejecutivo, que se basará en el fortalecimiento del programa Precios Cuidados, la apertura de una línea de créditos blandos y ¿el regreso de Ahora 12?

En el listado de productos que pretende congelar, conviven varios rubros: aceite, harina, yerba y numerosos comestibles. Encargado de las gestiones con las cámaras de supermercados y los empresarios del sector, reconoció que en algunos comercios existió el desabastecimiento de alimentos.

Por otra parte, admitió que la inflación de marzo estará por encima de lo que esperaban -rondará el 4%-, pero apuntó que la inercia que acarrea comenzará a frenarse. Dos semanas atrás, había asegurado que en sus previsiones, el alza del costo de vida no superará la barrera del 30% en 2019, mientras las consultoras privadas hacen proyecciones en torno al 40% anual.