Paritarias y cláusula gatillo: endurece la CGT su postura frente a las presiones del Gobierno

El triunviro Juan Carlos Schmid sostuvo que "El 15% es una fantasía, no lo va aceptar nadie” y ya marcó la cancha en la discusión que se viene. La posición de los bancarios, docentes y del comercio
El Canciller - Comentarios

En medio del escándalo por la ex empleada doméstica del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, la CGT salió a marcar la cancha frente a la próxima discusión que tendrá con el Gobierno en torno a las paritarias. “El 15% es una fantasía, no lo va aceptar nadie”, disparó uno de los integrantes del triunvirato sindical, Juan Carlos Schmid.

“El 15% no pasa si no hay actualización por la inflación. ¿Por qué voy a creer en un programa económico que hasta ahora lleva un 70% de inflación acumulado en los dos años de gestión?”, se preguntó retóricamente el secretario general del gremio de Dragado y Balizamiento. Triaca, en medio de su tormenta, defendió y ratificó la postura del Gobierno: “El 15% es un reflejo claro de la recomposición salarial y de lo que puede ser pagado por los empleadores”, sostuvo ayer el funcionario en diálogo con Longobardi.

Después del terremoto que causó la sanción de la reforma previsional, en donde la CGT llamó a un paro insólito a partir del mediodía, Schmid asoma como uno de los triunviros más combativos. No obstante, remarcó que todo “se soluciona a través del diálogo” y que la CGT actuará “a través de las medidas que puede llevar adelante el sindicalismo argentino que es la confrontación a través de medidas de fuerza, de movilizaciones”.

El primero en definir la posición del Gobierno fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña. El lunes en conferencia de prensa aseguró que “Las (próximas) paritarias son libres pero la meta es del 15 %”.

La batalla por la cláusula gatillo

El secretario administrativo de la CGT y líder de los Canillitas, Omar Plaini, fue otro sindicalista que ya avisó que no aceptará la propuesta del Gobierno. “Ningún sindicato va a negociar sin cláusulas gatillo. Luego cada consejo directivo sabrá de cada realidad de cada sector. Hasta ahora, el Gobierno no ha acertado con ninguno de sus pronósticos económicos”, sostuvo en Radio Continental.

Bancarios, maestros y comercio

Además de la pelea por las paritarias, también está la discusión por la clausula gatillo. ¿Qué significa? La cláusula gatillo es automática y trimestral. Cada trabajador va a cobrar porcentaje de aumento o la inflación acumulada del trimestre según el INDEC.  Sergio Palazzo, el líder de los bancarios está en medio de una negociación compleja con Trabajo: le darían solo el 9%. En el caso de los docentes, Roberto Baradel sostuvo antes del decreto que limitó el poder de Ctera, que “todavía no hubo ningún ofrecimiento, pero si fuera del 15 o 16% lo rechazaríamos de plano”. No obstante, en este nuevo escenario se tornaría aún más inviable de conciliar las partes. Armando Cavallieri, líder del sindicato de Comercio, dijo que la cláusula gatillo es un buen mecanismo para “luchar contra la inflación”. Su sindicato aglutina a más de un millón de trabajadores.