Francia, Argentina, España y Bélgica: el efecto dominó de la crisis de Carrefour en el mundo

La crisis la cadena de supermercados viene desde el Viejo Continente golpeando los mercados franceses, españoles y ahora latinos.
El Canciller - Comentarios

El gigante francés del comercio minorista viene cayendo en picada. La sorpresa por la presentación del proceso preventivo de crisis en Argentina, era un final anticipado por los extranjeros que vienen viviendo la crisis desde enero.

A principios de año, el grupo comunicó desde su sede central en París que sólo en 2017 perdió U$S 640 millones. La realidad económica fue afrontada con recortes de personal y cierre de sucursales en distintos países del mundo, todo enmarcando en un nuevo plan estratégico llamado “Carrefour 2020”.

A pesar de que las autoridades locales negaron la relación entre el plan con el proceso preventivo de crisis presentado en Argentina, es inevitable considerarlo ante los últimos hechos.

Francia fue el primer lugar en sentir las consecuencias. 2400 puestos de trabajo serán desvinculados y 240 establecimientos cerrados, principalmente los minimercados que le compraron al grupo español DIA. El principal empleador privado de Francia tomó esta medida que fue protestada por los empleados. El 31 de enero, los trabajadores hicieron una huelga en la que colapsaron los accesos de 180 de los 200 hipermercados que tiene Carrefour.

En tanto el país vecino Bélgica, fue el segundo en caer. 1200 personas dejarán de tener trabajo en el proceso de recorte para “reducir los gastos de mantenimiento y aumentar la eficacia operacional”.

Ante las novedades en los países europeos, las alarmas se prendieron en España donde la marca tiene fuerte presencia. Hasta el momento, descartaron despidos en el país a pesar de que los trabajadores ya se encuentran en alerta y listos para movilizarse.

Argentina se suma a la lista de países que tendrán despidos de Carrefour. Una noticia poco novedosa en el marco mundial.