El ocaso de Durán Barba: destaca Van der Kooy la llegada de Rozitchner para rearmar el relato oficial

El Canciller - Comentarios

El clima no es el mejor en el Gobierno, pero mucho menos en la calle. Mauricio Macri lo sabe y, lejos de afilar la tijera ministerial, realizó algunos cambios en su entorno más íntimo, con la irrupción de Alejandro Rozitchner en la última reunión de gabinete.

La llegada del filósofo y asesor presidencial surge en detrimento de un Jaime Durán Barba que padece su ocaso ante la necesidad de reformular el relato oficial. La voraz crisis que atraviesa Argentina llevó a Macri a hacer este enroque de asesores, según apuntó Eduardo Van der Kooy en su columna semanal.

La llegada de Rozitchner surge en detrimento de un Jaime Durán Barba que padece su ocaso ante la necesidad de reformular el relato oficial.

Las turbulencias originadas con la corrida cambiaria que desembocaron en una aplastante devaluación, una suba en el desempleo y la salida de dos ministros y el titular del Banco Central, obligaron a confiar en Rozitchner “la búsqueda de algún hilo que permita la construcción de un relato diferente a tono con las circunstancias, sin abandonar emanaciones de alegría“.

Para el analista político la situación es clara: lo peor todavía no pasó. Y, además, asegura que en la Casa Rosada son coscientes de ello. Atentas a esta situación es que la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, desarrollaron un programa de asistencia social basado en un plan alimentario.

Argentina y Cambiemos se encuentran en el ojo de la tormenta. A poco más de un año para las elecciones, la alianza sabe que el camino de ajuste impuesto por el FMI será cuesta arriba con la obligación de reabrir paritarias, renegociar contratos y actualizaciones tarifarias con las empresas y la inminente legislación del aborto, que terminará de romper todos los puentes con la Iglesia.

Asimismo, la crisis venidera golepará de lleno en las clases bajas, que todavía luchan contra los constantes tarifazos y la caída del salario real. “Vidal colaboró en la confección del plan alimentario que Stanley tiene listo para la emergencia social que atisba. Está pensado para ser aplicado en todo el país”, subrayó.

Las mujeres más fuertes de Cambiemos saben que lo inmediato es crítico. La crisis será aún peor y fueron previsoras. “En los comedores escolares provinciales, donde asisten alrededor de 1.700.000 alumnos, se decidió incorporar un refuerzo: desayuno en el turno mañana y merienda a la tarde”, apuntó Van der Kooy, en tanto anunció la resucitación del plan Más Vida desarrollado por Scioli.

Lo peor no pasó. El Gobierno lo sabe y, mientras planifica soluciones inmediatas, ensaya con Rozitchner un nuevo relato oficial para recrear expectativas.