Vuelve Macri al discurso de la herencia y exige competitividad a los empresarios

El Canciller - Comentarios

En medio de las negociaciones de la ley anti tarifazo que propone la oposición y los conflictos entre el gobierno de la Ciudad y los metrodelegados del subte porteño, Mauricio Macri encabezó el festejo del centenario de la Cámara de Comercio estadounidense. El Presidente fue entrevistado por Miguel Aguirre, el titular de la AmCham y compañero de Macri en la carrera de Ingeniería Civil de la Universidad Católica.

“La Argentina está en un momento histórico. Tenemos que volver a nuestras fuentes, a la cultura del trabajo. Esto no es un cambio económico, es un cambio cultural”, remarcó Macri ante la primera pregunta. “Los argentinos hemos madurado. Produjimos un cambio en democracia que nadie en el mundo nos daba la oportunidad de que sucediese”, agregó.

La gente me dice que quiere una sociedad en la que le vaya bien a aquel que se rompa el alma, no a los que buscan atajos”, enfatizó el Presidente. Al mismo tiempo, subrayó que el camino que eligió para la Argentina “no es fácil” y recordó la turbulencia cambiaria que generó “extrema tensión” entre los ciudadanos.

Heredamos una situación que nos genera una extrema dependencia. Tenemos un Estado que gasta mucho más de lo que tiene y que ya nos cobra impuestos por demás: impuestos distorsivos que atacan la creación de empleo. Tenemos que resolver esto porque como mercado emergente somos vulnerables”.

“El Fondo Monetario Internacional es una institución seria que nos da la oportunidad de trabajar bien este gradualismo que vamos a acelerar hacia el equilibrio macroeconómico”

“El equilibrio macroeconómico es necesario pero no suficiente”

“La importancia del sector privado es absoluta, porque la Argentina viene de años de no generación de empleo privado. Artificialmente se crearon puestos públicos para hacernos creer, como tantas cosas que hacía el populismo, de que había un movimiento positivo en la sociedad, que en realidad estaba estancada”

“Si hay algo que le falta al sistema productivo argentino es el crédito”

Es fundamental que el sector privado ponga ritmo, que se suba a la batalla de la competitividad. Entiendo que estuvieron 13 años anestesiados, pero eso ya pasó. Yo necesito ese músculo. Se necesita que se tomen esas riendas”.

Necesitamos que se discutan los convenios laborales. Puertas adentro de la fábrica tienen que generar esas condiciones y puertas afuera tienen que luchar para que se mejoren las condiciones como la logística”