Vuelve Hugh Jackman al cine: conoce los detalles de Reminiscencia

El Canciller - Comentarios

Con los grandes atractivos del papel protagónico de Hugh Jackman y el debut en la dirección de  Lisa Joy (cocreadora de Westworld junto con su esposo Jonathan Nolan), este jueves 19 de agosto se estrenó Reminiscencia en los cines argentinos. Como sucede con cada estreno de Warner Bros Pictures de este 2021, en poco más de un mes la película llegará gratis a HBO Max para quienes cuenten con una suscripción al servicio de streaming. El film es una distopía noir con el cambio climático y las guerras como disparador para un Miami apocalíptico.

En Reminiscencia, el aumento del nivel del mar y los conflictos bélicos hicieron que muchas superficies de todo el mundo quedaran sumergidas, a excepción de una parte de Miami, donde el agua es sostenida por unas compuertas que detienen la inundación total. El avance del mar hace emerger aún más la brecha entre pobres y ricos cuando estos últimos se alojan en las tierras más altas. En medio de toda esta catástrofe climática en un futuro no muy lejano, Nick Bannister (Hugh Jackman), un veterano de guerra y una especie de investigador privado mental, ofrece un servicio en el que sumerge a sus clientes bajo agua para que tengan la oportunidad de revivir recuerdos más felices.

Pero todo cambia cuando conoce a Mae (Rebecca Ferguson), a quien inicialmente ayuda en su búsqueda de unas llaves que perdió, pero pronto se convertirá en una apasionada historia de amor. Sin embargo, Bannister descubre ciertas cuestiones sobre el pasado de su amada que lo hacen dudar, por lo que intentará profundizar en ello para saber quién es realmente Mae. Con su enamorada desaparecida, el principal objetivo de Nick Bannister será encontrarla, trabajo para el que es ayudado por Watts (Thandiwe Newton), una fiel e incondicional compañera de batallas pasadas.

Reminiscencia configura el regreso de Hugh Jackman a las salas después de algunos papeles en los que solo aportó su voz, como Free Guy (2021) y Missing Link (2019). También se trata del reencuentro entre Jackman y Rebecca Ferguson, que compartieron rodaje después de cuatro años cuando en el 2017 demostraron sus habilidades como cantantes y protagonizaron un pequeño romance en pantalla en The Greatest Showman. En Reminiscencia, Ferguson repite su papel como cantora. 

La dirección de la película corre por cuenta de Lisa Joy, que encuentra en Reminiscencia su ópera prima. Claro que no es una debutante en la industria audiovisual ya que junto con su esposo Jonathan Nolan (hermano de Christopher) crearon Westworld, de la que con Joy también fueron guionistas. El largometraje nace de una idea original de Lisa Joy, que en conferencia de prensa develó que surgió tras una experiencia personal en la casa de sus abuelos y que comenzó a escribir el guion como un “acto voluntario de amor”.

El momento en que Joy le dio forma al guion definitivo fue apenas después de dar a luz: “Al sentir a mi bebé en mis brazos, pensé que el revivir los recuerdos conllevaba no solo a imágenes, también a lugares, olores, colores, es mucho más profundo y complejo”. Además, la directora también es productora de la película junto con Jonathan Nolan, Michael De Luca y Aaron Ryder.

El elenco, por otra parte, es completado con otros actores que suman su talento a las actuaciones de Jackman, Ferguson y Newton. Cliff Curtis (Fast & Furious: Hobbs & Shaw), Marina de Tavira (Roma), Daniel Wu (Into the Badlands), Mojean Aria (See), Brett Cullen (Joker), Natalie Martinez (The Stand), Angela Sarafyn (Westworld) y Nico Parker (Dumbo), son los actores y actrices que agregan sus habilidades a este film noir de ciencia ficción.

En este esperado regreso -siempre es bueno volver a ver grandes actores tan queridos por el público-, Hugh Jackman, como también Lisa Joy en su debut como directora, encuentran un lugar para hablar sobre un futuro distópico pero no imposible de que suceda, con temas que atraviesan a la sociedad actual. Una buena oportunidad para volver al cine, que, tras muchos meses de cierre por pandemia, tienen la necesidad imperiosa de llenar salas, con el aforo permitido claro, para sobrevivir.