Votación de las jubilaciones de privilegio: la determinación del Gobierno y el proyecto opositor

Juntos por el Cambio volverá a proponer una cláusula transitoria para evitar el éxodo en los tribunales.
El Canciller - Comentarios

Este jueves, en una sesión especial en el Senado, el oficialismo buscará convertir en ley la reforma del sistema previsional para funcionarios judiciales y diplomáticos.

Mientras que el Frente de Todos cuenta con una holgada mayoría en la Cámara alta para sancionar el proyecto -que ya posee la media sanción de Diputados-, el interbloque de la oposición llevará una iniciativa propia y votaría en contra de la iniciativa del Gobierno, según consignó NA.

La oposición buscaba incorporar al proyecto una cláusula transitoria para evitar un éxodo masivo en los tribunales, ítem que el Frente de Todos ya rechazó en la Cámara baja. De aceptar las modificaciones, la iniciativa debería regresar a Diputados, donde el oficialismo está más ajustado con los votos.

Juntos por el Cambio, al igual que los funcionarios judiciales que se expresaron en la discusión en comisiones, considera que una gran cantidad de funcionarios que ya tienen otorgada la jubilación anticiparán su retiro para evitar el nuevo régimen.

El interbloque opositor mantuvo una reunión este miércoles en la que decidió que, en caso de que el Frente de Todos vuelva a negar los cambios pretendidos en el texto, avanzará con su propio proyecto. En línea con el deseo de los legisladores, esa iniciativa postularía que aquellos que hayan hecho la mayor parte de sus aportes con el sistema actual, no estén alcanzados por la nueva ley.

Te recomendamos leer

La iniciativa eleva del 11 al 18% los aportes adicionales al régimen general y, si bien mantiene para los funcionarios judiciales el 82% móvil, establece que el cálculo se haga sobre un promedio de las últimas 120 remuneraciones y no sobre el último sueldo.

Hasta el momento, según publicó el Gobierno nacional a través del Boletín Oficial, 17 jueces presentaron su renuncia al cargo desde que Fernández envió al Congreso el proyecto.