“Vivo este día emocionada”: la reacción de la creadora de Mamá Cultiva ante la aprobación del autocultivo para cannabis medicinal

La organización fue una de las principales impulsoras de la medida. Los pacientes podrán cultivar y comprar aceites producidos en el país y en el exterior.
El Canciller - Comentarios

“Vivo este día emocionada, contenta, celebro, pero ya mañana nos ponemos a trabajar”, dijo la presidenta y creadora de Mamá Cultiva, Valeria Salech en diálogo con El Canciller. La planta ayuda a su hijo Emiliano que tiene autismo no verbal y epilepsia. Para ella, la nueva reglamentación no es sorpresa, sino es un suceso esperado resultado de años de trabajo: “Trabajamos la norma”, explicó.

Este miércoles es un día histórico. El Gobierno escuchó el pedido de asociaciones y particulares que luchan por la legalización de la marihuana con fines terapéuticos. Desde hoy se habilitó el cultivo personal, solidario y asociado, además de la venta de aceites en las farmacias.

Asimismo, el decreto 883/2020, que reglamenta la ley de cannabis medicinal 27.350, amplió el uso de cannabis a todas los enfermos que lo requieran. A su vez, quienes no cuenten con obra social podrán acceder a preparados de forma gratuita. 

La norma publicada en el Boletín Oficial vuelve operativa la ley de cannabis medicinal -sancionada en 2017-. Gracias a ella, se establece quiénes podrán acceder al cannabis de uso terapéutico.

Un Estado presente, en el que la Salud Pública es un eje prioritario, demanda establecer las condiciones necesarias para que la accesibilidad de sustancias para su uso medicinal responda a estándares de calidad y seguridad sanitarios“, sostiene el considerando del decreto.

Marcha a favor de la legalización del cannabis medicinal

Además reconoce el papel fundamental de “las personas o las familias que atraviesan la enfermedad”. Sobre esta cuestión, el texto sostiene: “Cuando tienen a su alcance la posibilidad de atenuar los dolores, adoptan un rol activo, aun asumiendo el riesgo de ser condenadas por la normativa penal vigente“.

Quienes “siembren o cultiven plantas o guarden semillas (…) para producir o fabricar estupefacientes, o elementos destinados a tales fines” son sancionados por la ley de drogas 23.737, con prisión cuatro a 15 años. Esto quedó atrás.

Te recomendamos leer

Ampliación de derechos

Podrá realizar el cultivo para uno mismo, para otros o como parte de una asociación. Será necesario que presenten una prescripción médica ante el Ministerio de Salud para ingresar en el Registro del Programa de Cannabis (REPROCANN) -nunca fue operativo-. Hasta el momento no se determinó la cantidad de marihuana que podrá cultivarse.

Reglamentar adecuadamente el acceso al cultivo controlado de la planta de Cannabis, así como a sus derivados, para fines de tratamiento medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor, implica cumplir el objeto de la Ley N° 27.350, de garantizar y promover el cuidado integral de la salud, y el acceso gratuito al aceite de cáñamo y demás derivados del Cannabis a toda persona que se incorpore al Programa”, dice el decreto.

Valeria Salech, en el centro de la foto. Foto gentileza de Mamá Cultiva

Los pacientes que tengan indicación médica para el uso de la planta y sus derivados podrán adquirir especialidades medicinales elaboradas en el país e importarlas. Además de adquirir formulaciones magistrales elaboradas por farmacias autorizadas. La reglamentación anterior permitía la importación de aceite, pero esto fue “económicamente excluyente, atento el alto costo que implica su importación”.

Asimismo, la nueva reglamentación promueve la creación de una red de laboratorios públicos y privados asociados que garanticen el control de los derivados producidos.

A través de la norma se impulsan las investigaciones clínicas y aquellas realizadas por “el Conicet, otros organismos de ciencia y técnica, Universidades, organizaciones de la sociedad civil, sociedades científicas, instituciones académicas, nacionales, provinciales y municipales, relacionadas con los fines terapéuticos y científicos de la planta de Cannabis y sus derivados”.

La ola verde no se detiene. Este miércoles, la Legislatura porteña aprobará la ley de cannabis medicinal en el ámbito de la Ciudad. De esta manera, la política garantizará derechos de los pacientes a acceder a una mejor calidad de vida,  a través del cannabis.