#ViralizaArte: una plataforma para subsistir en plena pandemia

Un conjunto de productoras creó un espacio virtual para que artistas emergentes exhiban y comercialicen sus obras durante la cuarentena.
El Canciller - Comentarios

Para hacerle frente a la presión económica que provoca el aislamiento obligatorio, el ingenio no descansa. Lo practican las PyMEs, que a diario elaboran estrategias para combatir la crisis del coronavirus, y el arte no es la excepción. Es por eso que un grupo de productores diseñó la plataforma #ViralizaArte para apoyar artistas locales durante la cuarentena, que echó por tierra los circuitos clásicos de comercialización, sean museos o galerías.

La iniciativa surgió de las productoras de contenido de Dobleo, Catalina Greloni y Tamara Selvood, y de la curadora Victoria Tolomei. Las tres coincidieron en crear un espacio de contención para los artistas menos conocidos. “Nuestro proyecto ya venía de antes. El arte viene sufriendo cambios de paradigmas desde hace bastante tiempo. Pero en el medio nos cayó la pandemia y decidimos pasar directamente a la acción”, comentó Greloni a El Canciller.

Selvood, por su parte, asegura que existe una gran falencia desde el espacio institucional para cientos de pintores, escultores, ilustradores. “Nuestra idea fue brindar un canal de comercialización libre de comisiones o intermediarios”. Al proyecto también se sumó Tienda Quórum y así dieron por concretado ese espacio tan pensado: Viralizá Arte.

Una de las obras de ViralizáArte
Una de las obras de Viralizá Arte

Convocatoria

¿Cómo funciona la plataforma? Las fundadoras lanzaron la convocatoria para potenciar a los artistas emergentes. La intención es que presenten hasta 5 obras -ya sea pinturas, ilustraciones, collage, serigrafía, grabado, fotografía y escultura- para una primera etapa de selección.

“Luego vino la curación, junto a Tienda Quórum, con la siguiente lógica: apuntar a un equilibrio entre disciplinas y géneros, para que la propuesta final esté equilibrada en lenguajes, técnicas y demás”, narró la curadora Tolomei.

Al momento de lanzarse, la iniciativa contó con la participación de artistas como Eduardo Stupia, Marcos López, Lobo Velar, Consu Vidal, Gordo Pelota y Ale Pasqueale, quienes publicaron sus obras a precios accesibles y donaron lo recaudado a la compra de otras obras del programa.

Todas las obras cuestan lo mismo: 3000 pesos. “Nos pareció una cifra democrática para artistas emergentes que recién están surgiendo, que para ellos representa una ayuda económica. Es un monto equitativo que cruza todas las disciplinas”, comentó Greloni. “Es una gran oportunidad de comprar arte emergente y curada a un precio diferencial. Al no aplicar comisiones ya hay un descuento muy grande para el interesado en adoptar una obra”, agregó Selvood.

Obra de Nico Sommer
Obra de Nico Sommer

Retroalimentación

El carácter retroalimentativo es otra de las características esenciales del proyecto artístico. Desde la plataforma se exige que aquellos artistas que ya hayan vendido cuatro obras, utilicen los ingresos de la quinta obra vendida para comprar otra dentro de la plataforma. Es decir, otra manera de colaborar entre los propios artistas.

A menos de una semana de publicada la convocatoria, ya se vendieron más de 50 obras. Varios artistas como es el caso de Nicolás de Caro, vendieron online toda su producción.

Para conocer “Viralizá Arte” se puede ingresar a la web www.tiendaquorum.com y seguir las redes de Instagram @viraliza.arte y @tiendaquorum. Además de la exhibición y venta de obras, se pueden ver las historias de los artistas, paseos visuales por sus talleres y workshops de sus métodos proyectuales.