Violentos en casa: cómo prevenir (y contener) la violencia de género durante el encierro

Los organismos estatales habilitaron mails y WhatsApp para pedir ayuda y denunciar, mientras que la Justicia prorrogó disposiciones para proteger a las víctimas.
El Canciller - Comentarios

Las estadísticas de la Corte Suprema de Justicia y de organizaciones como Mumalá y La Casa del Encuentro son claras: la mayoría de los femicidios ocurren en la casa de las víctimas. Por eso, el aislamiento obligatorio puede exponer, más que nunca, al peligro de vivir con un violento.

Por eso, desde el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Disidencias se buscó advertir esta situación y reforzar la comunicación con la línea 144 que da asistencia a víctimas de forma gratuita, las 24 horas.

“Es muy posible que aumente la violencia durante la cuarentena”, asegura Natalia Gherardi,  la Directora Ejecutiva del Equipo Latinoamericano de Justicia y Genero (ELA); y agrega que los llamados seguramente aumenten también “porque son el único recurso disponible, ya que las mujeres no pueden dirigirse personalmente a ningún lugar”.

Hasta el momento, no se informó de manera oficial acerca de un incremento en las denuncias por violencia de género desde el viernes pasado, día en que se decretó la cuarentena.

Foto: NA/ Mariano Sánchez.

Vías para denunciar

En ese primer día, el Ministerio Público Fiscal porteño recibió 33 denuncias por violencia contra las mujeres. Mientras que entre las 00hs. y las 18hs. del sábado el número bajó a seis. Durante las 24hs, las fiscalías de CABA atienden las denuncias al 0800-33-FISCAL.

Desde el Ministerio de Mujeres sostienen que por ahora no hay estudios que comprueben el aumento de las denuncias por violencia de género. Sin embargo, aclaran que un 60% de los llamados al 144 que se reciben habitualmente no están relacionadas con violencias por motivos de género. 

Debido al aislamiento y la imposibilidad de salir para denunciar personalmente, el Ministerio de Mujeres habilitó un WhatsApp (11-2771-6463, 11-2775-9047 y 11-2775-9048) y un mail [email protected] Ya que muchas veces, la mujer que quiere llamar no lo puede hacer. De esta manera, se evita que el victimario se alerte de la denuncia.

Además dispone de una App que brinda atención a las mujeres. También se articuló con organizaciones sindicales para poner a disposición del Ministerio los hoteles gremiales para situaciones extremas de violencia por motivos de género. Y trabajan con los dispositivos territoriales de protección ya existentes a nivel municipal, provincial y nacional.

“Estamos brindando asesoramiento y nos articulamos con Mujer de Ciudad y de Nación”, dice María Elena Naddeo, titular del Programa de Atención de la Niñez, Adolescencia y Género de la Defensoría del Pueblo porteña.

Naddeo sostiene que la Defensoría “ha reforzado el call center y mantienen el contacto desde sus casas por el sistema teletrabajo. “Desde mi área además estamos haciendo online un seguimiento de los hogares convivenciales de niños, niñas y adolescentes. Solicitamos refuerzo alimentario, insumos de higiene y recursos humanos”, explica.

Recomendaciones

ELA, CAREF, FEIM, MEI y la Fundación Siglo 21 publicarán un decálogo para abordar las violencias hacia las mujeres durante la cuarentena. “Si no implementan políticas concretas de apoyo y asistencia, las mujeres seguirán aisladas y solas”, explica Gherardi, Directora Ejecutiva de ELA. Frente al aislamiento sostiene que “tiene que haber espacios de resguardo y contención para muchas situaciones en las que el llamado telefónico no es suficiente”.

Entre las recomendaciones que enuncia el documento resalta la importancia de mantener el contacto, pese a esta situación extrema. “Los grupos de Whatsapp, las redes sociales, las llamadas frecuentes” sirven para combatir el aislamiento y la soledad.

Foto: NA/ Mariano Sánchez.

El texto sostiene que “las líneas telefónicas de atención deben agudizar la escucha”, con el fin de identificar situaciones de riesgo en los llamados que reciben. Hace hincapié en la Ley Micaela y le solicita a las instituciones públicas de todo el país que pongan en funcionamiento la norma, a través de captaciones obligatorias para prevenir y erradicar la violencia de género.

Otro punto importante del documento es la “redistribución de tareas”. Debido a que el cuidado de los niños, enfermos y adultos mayores “recae principalmente en las mujeres e identidades feminizadas”. Lo cual implica una mayor sobrecargas de tareas.

Medidas de protección

Por la cuarentena, la Justicia también dispuso la prórroga de medidas cautelares que protegen a las víctimas. En la Ciudad de Buenos Aires, para los casos de violencia familiar, se prorrogó todas las medidas cautelares en forma automática por 60 días.

La cautelar incluye las medidas de exclusión del hogar, de prohibición de acercamiento y de contacto; la entrega del botón antipánico o las tobilleras; u otro que proteja a de las personas. También prorroga las medidas vencidas en los últimos 40 días.

Por su parte, la Suprema Corte de Justicia bonaerense prorrogó todas las medidas cautelares o de protección hasta el 31 de marzo de 2020 o hasta que termine la cuarentena obligatoria.

“El encierro y recrudecimiento de las violencias, constituirá un obstáculo grave para el acceso a la justicia”, manifestó el Tribunal. La prórroga es automática, excepto cuando la Justicia resuelva lo contrario, o que la víctima pida expresamente una medida distinta.

Además la Suprema Corte autorizó a los Juzgados de Familia y a los Juzgados de Paz a recibir denuncias por violencia familiar o de género que lleguen a través de las comisarías por cualquier medio electrónico y desde los teléfonos oficiales, como el WhatsApp. A su vez, podrán hacer las notificaciones por esos medios, incluyendo audiencias.

Si las medidas se prorrogan, el Tribunal ordenó “hacer saber a las fuerzas de seguridad provincial y municipal de dicha circunstancia, a los efectos de que, cuando las víctimas requieran de su protección, sepan que las medidas oportunamente dispuestas se encuentran vigentes”.