Vincula Pagni el testimonio de Manzanares con D’Alessio: los roles de Larcher, Majdalani y Angelici

El Canciller - Comentarios

Las ramificaciones de la denominada causa de los cuadernos se unifican, según Carlos Pagni, en un hombre que une también al kirchnerismo y al macrismo: Francisco “Paco” Larcher. Según el columnista de La Nación, el excontador de los Kirchner, Víctor Manzanares, fue el único que nombró al ex número dos de la Secretaría de Inteligencia como parte de la supuesta trama de recaudación de dinero que surgió de los escritos del exchofer Oscar Centeno, que investigan el fiscal Carlos Stornelli y el juez Claudio Bonadio. Ayer Bonadio aceptó a Manzanares como arrepentido.

Pagni reveló que el excontador de los Kirchner está “negociando con dios” una suerte de perdón espiritual y no un arrepentimiento con Stornelli. “Manzanares está en un proceso espiritual. Quiere salvar el alma, no negociar una prisión preventiva. Pero es distinta la negociación con dios que con Stornelli: dios conoce tu conciencia, Stornelli no. Stornelli tiene que busca indicios; dios sabe”, aseguró anoche en LN+ el periodista.

Manzanares declaró tres veces: el 5, el 7 y el 19 de febrero, día del cumpleaños de Cristina Kirchner. En esos testimonios aparecen los nombres de Larcher y de Sebastián Eskenazi. El primero, afirmó Pagni, era “el otro yo de Kirchner en materia de inteligencia”. El segundo, el dueño del banco de Santa Cruz, en el que se realizaban los depósitos y transacciones de los negocios de la familia presidencial.

Larcher, Majdalani y la guerra de causas entre Kirchner y Macri

Pero Pagni volvió también sobre un enfrentamiento personal, que vincula las declaraciones de Manzanares con la operación D'Alessio: el que mantiene con la actual número dos de la Agencia Federal de Inteligencia, Silvia Majdalani. Según el columnista de La Nación, Larcher es “como su hermano” y es el responsable de que esté donde está: “Majdalani llega a la AFI porque en su momento Larcher pidió que se la incorpore a la Comisión Bicameral de Seguimiento de Organismos de Inteligencia a cambio de que Kirchner 'baje un cambio' en el tema de las escuchas de Ciro James”.

La causa por las escuchas ilegales y la del enriquecimiento ilícito de los Kirchner las tenía el mismo juez: Norberto Oyarbide. En la primera procesó a Macri, que recién fue sobreseido cuando ganó las elecciones presidenciales. En la segunda, absolvió a los Kirchner porque, según él mismo afirmó, lo “argarraron del cogote” Antonio Stiuso y Javier Fernández. La documentación que presentaron el entonces presidente y su esposa la organizó Manzanares.

Arribas, Majdalani y Angelici: los nombres propios dentro de la olla que quiere destapar Ramos Padilla

“Larcher es un personaje clave, que tenía la protección del Gobierno anterior y también la de este, porque su amiga es la que controla el aparato de inteligencia”, afirmó, y aseguró que el presidente Mauricio Macri está “pagando las consecuencias” de haberle entregado el manejo de los servicios de inteligencia estatales, que administran un total de 7.600 millones de pesos de manera secreta, a gente con impericia: Majdalani, Gustavo Arribas y, ahora, también Daniel Angelici.

“Expertos no hay ninguno y la consecuencia es el desastre de 20 bandas desatadas. Normalmente, un servicio de inteligencia que funciona, aunque sea clandestinamente le garantiza al presidente la mejor información y a todo el sistema que no haya 20 bandas descontroladas. Si hay bandas clandestinas, las controlan ellos”, sentenció.

En ese sentido, remarcó que “es muy importante que el jefe sea honorable, porque la psicología de los que están abajo es imitativa, impone una cultura”. “A Arribas lo puso 'porque es el más vivo'. Si me decís que en el servicio de inteligencia argentino, con la tradición pésima que tiene, vas a poner un vivo, ya me estás diciendo mucho de lo que vas a hacer”, evaluó el editorialista.

Angelici, cada vez con más banca

De algún modo, Pagni vincula a Angelici con D'Alessio. En las conversaciones que mantuvo con el empresario Pedro Etchebest, que constan en el expediente a cargo de Alejo Ramos Padilla, D'Alessio le asegura que fue invitado al cumpleaños de Daniel Mautone, empresario del juego y amigo de Angelici, que hizo su fortuna con el mismo negocio antes de llegar a la presidencia de Boca.

En el Consejo de la Magistratura, quien llevó el pedido de juicio político que hizo Macri a instancias de Germán Garavano fue el (ex) consejero Juan Bautista Mahiques, un amgio de Angelici que ayer fue nombrado como fiscal general de la Ciudad, cargo que ocupaba Martín Ocampo, otro amigo del presidente de Boca.

Y quien reemplazaría a Mahiques sería Pablo Garcilazo, otro hombre de Angelici y hasta ahora colaborador de Mahiques, con quien orquestó el juicio político del camarista Eduardo Freiler, que ayer recibió otra mala noticia: la Cámara Federal ordenó profundizar la investigación de su patrimonio por presunto enriquecimiento ilícito. Según Pagni, en medio de la trama de los cuadernos y la investigación contra D'Alessio y Stornelli -que destapó una olla sobre el funcionamiento de los servicios- habría un ganador.