Vincula Cristina la muerte de Timerman con la “persecución judicial” y ratifica el memorándum

El Canciller - Comentarios

Luego de que se conociera la noticia del fallecimiento de Héctor Timerman, a sus 65 años, luego de una larga pelea contra un cáncer que padecía hace cuatro años, familiares y políticos lo despidieron con afecto mediante las redes sociales a primera hora de la mañana.

Las palabras más esperadas llegaron unas horas más tarde: Cristina Fernández de Kirchner difundió un mensaje en el que le achacó al actual gobierno haber causado la enfermedad del ex canciller, a raíz de la persecución judicial por la firma del Memorándum con Irán.

En el texto, la senadora nacional aseguró que “Héctor se enfermó por el dolor y el sufrimiento que le provocó el irracional e injusto ataque que ambos sufrimos con motivo de la firma del memorando de entendimiento con Irán para lograr el esclarecimiento del atentado terrorista contra la mutual judía y poder destrabar así la causa judicial de la AMIA”, en tanto le atribuyó al Ejecutivo nacional haber orquestado los embates.

A su vez, reivindicó las cualidades de “argentino, peronista y judío creyente” de su exfuncionario y recordó la resolución de la ONU sobre la reestructuración de deuda, en la que Timerman, junto a Áxel Kicillof, obtuvo el apoyo de 136 países que se pronunciaron a favor de limitar el accionar de los fondos buitre, quienes luego fueron resarcidos por la administración de Mauricio Macri.

Desde el 13 de febrero de 2015, Timerman fue investigado por encubrir a los responsables del atentado a la AMIA -a raíz de una imputación del fiscal Gerardo Pollicita- y, desde diciembre de aquel año, quedó imputado por “traición a la Patria”, por una imputación del fiscal Eduardo Taiano.

El 7 de diciembre de 2017, Claudio Bonadio ordenó detenerlo -en efecto de su grave estado de salud, se le concedió la prisión domiciliaria- y envió la causa a la instancia de juicio oral.

Por último, la líder de Unidad Ciudadana volvió a fustigar a la alianza Cambiemos por la coyuntura económica del país, el exuberante endeudamiento desde que Macri asumió la gestión presidencial y el retorno a los préstamos del Fondo Monetario Internacional.