Viajar poscuarentena: promos aéreas, turismo local desde octubre y al exterior en marzo de 2021

Siete influencers de viajes cuentan cómo ven el futuro del turismo en el país. En Diputados ya tiene dictamen un proyecto que promueve un plan de auxilio para el sector.
El Canciller - Comentarios

Descuentos de hasta el 40% al Caribe, salidas en marzo y abril 2021 a Aruba y San Andrés All Inclusive, todo en 12 cuotas sin interés. Vuelos por $5000 a Bariloche, y sino a $6000 para Ushuaia y de nuevo 12 cuotas sin interés pero para una escapada en auto. También pasajes de aerolíneas low cost a $999 para vuelos dentro del país. Parece que de a poco la “nueva normalidad” de los viajes regresan, o mejor dicho, se adaptan al mundo pospandemia.

Los viajes no realizados durante este año por el coronavirus siguen pendientes. De a poco, las empresas turísticas y las aerolíneas avisan las nuevas condiciones y también las cancelaciones. Este año fue -y es- atípico. De golpe, viajar se volvió algo imposible, casi como hacer una locura.

Esta nueva forma de vivir repercutió en las personas que se dedicaban al turismo. “El COVID-19 nos hizo reinventarnos, así que ahora le dedico el 50% de mi tiempo a Viajar Juntas para trabajar también en otra cosa”, dice Romina Franchi, creadora de la página que organiza viajes solo para mujeres.

“Pensar en la posibilidad de viajar da esperanza”, dice la líder de Viajar Juntas.

Romina Franchi en Turquía.

Hace dos semanas aumentaron en un 70% las consultas en su web de viajes, y todavía Romina no sabe porqué. De lo que sí está segura es de un futuro lleno de protocolos para viajar. “Creo que todos empezaremos con viajes dentro de la Argentina, y hasta que nos animemos a viajar al exterior va pasar casi un año”, afirma.

Para fines de septiembre tiene programado un viaje a Bariloche con su empresa y en verano otro a Ushuaia y El Calafate.

Romina dice que el primer viaje internacional programado será en agosto 2021 a Turquía: “Ya fuimos muchas veces”.

Tardó cuatro años en visitar el país ubicado en Medio Oriente, luego hacer tomado una clase especial sobre el mismo. “Nadie me quería acompañar y no me animaba a ir sola”, explica. Y destaca que “puso fotos por todos lados y lo soltó”.

Dicen que la Ley de Atracción logra que los deseos se cumplan. Romina terminó yendo seis veces a Turquía, aunque recién la tercera vez pudo conocer toda la parte asiática porque sola era más complejo. “Volvería todos los años”, confiesa.

Sir Chandler en un aeropuerto de Carolina del Norte, Estados Unidos.

Al igual que Romina, Santiago Torre Walsh, conocido por su apodo Sir Chandler tiene ya viajes programados para septiembre y octubre, en total son siete.

Te recomendamos leer

Turismo local a la cabeza

“A los locales no les va a quedar otra que mirar con lindos ojos su propia ciudad y su propio país porque ahí va a arrancar el turismo, hasta que liberen las fronteras a nivel internacional”, dice Cynthia Martínez Wagner creadora de Turista en Buenos Aires. Este jueves será expositora en la Semana de las Mujeres Viajeras en las Argentina Travel Talks organizada por el Instituto Nacional de Promoción Turística (INPROTUR).

El regreso de los vuelos internos despierta muchas dudas, para Cynthia es posible que vuelvan en octubre. “Quizás arranquen en etapas o entre determinadas provincias. Pero a nivel internacional no creo que haya apertura de fronteras hasta marzo del próximo año”, reflexiona.

Otra de las voces famosas sobre viajes – y también del evento de INPROTUR- es Floxie. La mitad de su vida, 20 años, trabajó en un aeropuerto hasta que se volcó a su cuenta Floxie10 sobre viajes.

Floxie en una postal soñada de Cinqueterre.

“Todo indica que recién en septiembre vamos a volver a una nueva normalidad, que reactivará el turismo interno. Los viajes en auto, las escapadas de fin de semana y el turismo por el país”, sostiene. Y hace hincapié en que “es un gran momento de reinvención para el que tenga un emprendimiento turístico en el país”.

“Hay compañías aéreas que van a reducir frecuencias y otras que ya no van a volver. Todos se están restructurando. Adaptándose a la crisis”, dice Floxie.

También Candela Blanca Díaz, que junto a su pareja Sebástian Espina, creó la cuenta Ratatrip espera que “en dos o tres meses permitar circulan entre provincias”. La joven que vive en Alta Gracia, Córdoba, afirma que eso “sería un buen avance”.

Candela Blanca Díaz y Sebástian Espina en unas vacaciones en Suiza.

Aunque prefiere ver cómo evoluciona la pandemia, considera que volverán antes los viajes en autos particulares, buses o hasta vuelos de cabotaje. “Al exterior creo que más cerca de fin de año podremos volar”, sostiene sobre sus suposiciones respecto al futuro del turismo.

También Constanza Diament, creadora de Viajar o morir, ve más factible que “pronto se habilite el turismo entre provincias con pocos casos de coronavirus y no esté abierto a todo el país”. Compara ese futuro con lo que sucedió con algunos países de Europa que “al principio hicieron acuerdos de abrir el turismo entre ellos”.

“Ya hay promociones y es importante que la mayoría son con tarifas flexibles que permiten cambio de fecha sin penalización, ya que aún es muy incierto cómo seguirá todo”, explica Constanza.

Escapada ideal a las Cataratas del Iguazú, en Misiones.

Por su parte, Florencia Giavedoni, creadora de Viajeras por el mundo, confía que la primavera “reavive las ganas y la confianza en la gente para viajar”. Aunque reconoce que las ganas están, pero “muchos tienen que superar el miedo al contagio y las empresas tendrán que implementar los protocolos que hagan falta”.

Además reconoce su convencimiento sobre que “los viajes dentro del país van a tener más demanda que los internacionales”.

Viajar de nuevo y distinto

La creadora de Turista en Buenos Aires (espacio declarado de interés turístico) espera que los cuidados higiénicos que se incorporen por la pandemia queden para toda la vida. “Como fue la seguridad en los aeropuertos después del atentado a las Torres Gemelas”, ejemplifica.

“El mundo cambió hasta que haya una vacuna, se puede ver que ya se protocolos en los vuelos de repatriados”, sostiene Cynthia. Y agrega: “Ya no se podrá esperar un vuelo en un café de un aeropuerto con familiares que te acompañan. Solo se permite ingresar al que va a viajar. Además se hará el self check in, para dejar uno directamente su equipaje, aunque ya existía como la opción más rápida, ahora puede que sea la única posible”.

En abril, el primer vuelo de Aerolíneas Argentinas que voló a Shangai para traer insumos. Foto: NA/ Francisco Guala.

La famosa turista cuenta que los free shops y los restaurantes se mantienen cerrados en los aeropuertos. “Actualmente en los vuelos dejan libradas las butacas del medio. Calculo que van a permiir subir con alcohol en gel y no va a existir el bandejeo”, afirma. Considera que si el vuelo es largo dejarán una caja con comidas para que cada pasajero lo administre a lo largo del viaje.

También espera el distanciamiento y el uso obligatorio de barbijos en los aeropuertos. Además de los controles de temperatura antes y después de entrar al aeropuerto y al avión. “Se habla del pasaporte de inmunidad, si una persona tuvo COVID-19 tiene que presentarlo, sino no puede ingresar al país”, explica Cynthia.

Repatriados en el aeropuerto de Ezeiza en marzo de este año. Foto: NA/ DANIEL VIDES.

Para Constanza Diament, creadora de Viajar o morir, en la pospandemia se van a “valorar más las opciones con actividades al aire libre y menos masivas”. Sobre este punto afirma: “Incluso destinos con hoteles all inclusives se están adaptando con medidas para hacer mayor cantidad de eventos en espacios abiertos y así reducir el contagio, como cenas bajo las estrellas y shows en los parques”.

La experiencia europea

Las medidas que adoptaron las aerolíneas y los aeropuertos en Europa van desde que los pasajeros saquen la tarjeta de embarque en la página web y la descarguen en el celular, hasta facturar el equipaje de mano para reducir el contacto a bordo.

Desde junio las fronteras Schengen están reabiertas para el tráfico interno dentro de la Unión Europea.

El uso de mascarillas es obligatorio y si los viajeros están infectados o podrían estarlo no deben volar. Sin embargo, ningún país europeo pide el test de coronavirus. Mientras que Alemania hace el test voluntario en Munich.

Un vuelo de Air France sobre la ciudad francesa Mérignac.

En Italia se hacen controles de temperatura desde febrero. Tanto en las salidas como en las llegadas de pasajeros, se toma la temperatura mediante escáner. Si algún viajero supera los 37,5 grados debe ir a la enfermería, donde le hacen las pruebas del coronavirus.

A las terminales ingresan solamente personas con la tarjeta de embarque, mientras que la policía controla que se respeten las distancias de seguridad.

A la madrugada, las salas se cierran para ser desinfectadas, tarea que se hace también durante el día.

En Alemania, todos los viajeros deben usar mascarilla, exceptos los niños menores de seis años y personas que por motivos de salud no puedan usarla. Aunque no hay controles de temperatura, los pasajeros se mantienen higienizados con los dispensadores de gel desinfectante instalados en los aeropuertos.

Otro país de la Unión Europea que recibe turistas en el verano 2020 es Francia. Sus aeropuertos hacen los controles de temperatura con cámaras térmicas. Si el pasajero tiene más de 38 grados se le toma de nuevo la la temperatura, pero con un termómetro. En el caso de que siga siendo superior a 38 grados, al viajero se le hará el test.

Te recomendamos leer

Impacto del coronavirus en influencers de viajes

“Mi blog de viajes Viajar o morir disminuyó muchísimo su tráfico y consultas, ya que hay muchas menos búsquedas con respecto al turismo y la gente no está pensando en viajar a corto plazo”, sostiene Constanza Diament.

En su página notó que subieron las consultas por reclamos a aerolíneas y agencias, y por cancelaciones de alojamientos.

“Mucha gente no sabía cómo proceder, las aerolíneas y agencias estuvieron colapsadas y con medidas que iban cambiando a medida que avanzaba la pandemia, algo que generó bastante confusión y molestia en los clientes”, explica.

Constanza Diament en un paseo por Francia.

En cambio, Sir Chandler sostiene que su blog y el canal de YouTube “siguen con buenas visitas”. Aunque reconoce que “al vivir de la publicidad automática bajó la monetización”.

También la pandemia afectó el estilo de vida que llevaban los “influencers o expertos” de viajes. Florencia Giavedoni, creadora de Viajeras por el mundo, tuvo que cambiar su “estructura en general” porque hace viajes internacionales y retiros de yoga dentro del país.

Tuvo que cambiar lo que venía haciendo a nivel profesional cuando apareció el COVID-19. “En un primer momento tuve que parar hasta que fui encontrando qué quería comunicar en este tiempo”, dice Florencia. Y agrega: “Eso dio lugar a un hermoso taller online y a un ciclo de charlas los martes a las 19:30hs con una psiconalista para conversar sobre cómo nos atraviesa este momento en nuestras vidas y en nuestros deseos”.

Florencia Giavedoni en uno de sus viajes espirituales.

“Mi foco son los viajes hacia adentro, porque en definitiva la vida se trata de eso, de viajar para recordar quienes somos”, relata la creadora de Viajeras por el mundo.

Cynthia Martínez Wagner creó Turista en Buenos Aires (declarado un espacio de interés turístico). Y a pesar de sus más de 177.000 seguidores notó distinto interés del público en su sitio.

“A medida que se extendió la cuarentena tuve una merma en seguidores, porque todas la gente que había sacado los vuelos para venir a Argentina, mi Instagram -de alguna forma- les recordaba todos los días el vuelo que se les había frustrado, la plata que habían perdido o el lugar que no iban a poder conocer”, cuenta Cynthia.

Cynthia Martínez Wagner caminando por las calles porteñas.

“Tenemos hermosas ciudades en nuestro país y esta es una gran oportunidad para valorar, cuidar y querer lo que tenemos en Argentina”, sostiene la creadora de Turista en Buenos Aires.

De a poco, volvieron los seguidores a la cuenta sobre Buenos Aires y otros lugares del país. “Hoy está en la creatividad de cada uno de cómo comunica su ciudad”. afirma.

Te recomendamos leer

Acciones pro turismo

El Instituto Nacional de Promoción Turística (INPROTUR) realiza charlas durante la pandemia sobre el turismo local y las maravillas argentinas. Lanzó la “Semana de las Mujeres Viajeras en las Argentina Travel Talks” y un webinar titulado “Viajes de incentivos en Argentina: El nexo entre motivación y experiencias únicas”. Este último seminario online es dedicado a los profesionales del turismo de América Latina.

También organizó del 9 de julio al 11 de agosto, un ciclo de encuentros virtuales: “El día después”. El cual reúne a representantes del turismo de España y Portugal en el canal de YouTube institucional INPROTUR – Argentina para contar cómo reabrieron sus fronteras mientras superan el COVID-19.

Esta semana, la actriz española Ana Fernández y sus amigas en Ibiza.

El Ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, estará presente en la inauguración del jueves 9 de julio a las 15hs. También dirán presente hoteleros, gastronómicos, aerocomerciales, tour operadores y entidades privadas y públicas de ambos países europeos para contar sus experiencias.

“Es un gran aporte para nuestro sector poder recibir la experiencia que están viviendo las empresas turísticas de dos de los países líderes en turismo receptivo, como España y Portugal, en la etapa de salida de las cuarentenas y flexibilización de las fronteras”, sostuvo Lammens.

Para el ministro el objetivo es prepararse “con todas las herramientas a nuestro alcance para preservar el empleo, potenciar el sector y lograr que el turismo vuelva a ser un gran dinamizador de la economía en la etapa que viene”.

Plan de ayuda para el sector turístico

Este martes, la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados le dio dictamen a un proyecto que promueve un plan de auxilio para el sector turístico. El proyecto lo impulsó el diputado Ramiro Fernández Patri y alcanzó  por 17 votos frente a 14 que logró el pedido de declarar la emergencia económica, productiva, financiera, fiscal y laboral del sector turístico, impulsado por Alfredo Cornejo y Gustavo Menna.

Bodega mendocina para visitar poscuarentena.

La propuesta plantea un plan de auxilio, capacitación, infraestructura y promoción del turismo nacional. Con vigencia desde que se promulgue la ley hasta el 31 de diciembre, prorrogable por 180 días.

A diferencia de la postura de Cornejo que apoya la declaración de la emergencia turística desde marzo de este año hasta el mismo mes de 2021. Para el diputado, el proyecto que logró el dictamen favorable “propone promover el consumo”, lo cual consideró “un mecanismo errado”. Y aclaró en la Comisión que “el motor de la economía es la inversión, no el consumo”.

Durante la primera parte de la reunión, expusieron representantes del sector turístico, gastronómico y hotelero, como Aldo Elías, titular de la Cámara Argentina de Turismo; Gustavo Hani, presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo; y Héctor Viñuales, presidente de la Federación de Cámaras de Turismo.

También participaron Roberto Amengual, de la Asociación de Hoteles de Turismo; Graciela Fresno, de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica; Marcela López Ghitta, de la Cámara de Esquí y Montaña; Carlos Pelli, Presidente de la Asociación Argentina de Ecoturismo y Turismo Aventura; entre otros referentes.