Vence Francia con lo justo a Bélgica y alcanza su tercera final en Mundiales

El Canciller - Comentarios

Después de 12 años, Francia volverá a jugar la final del Mundial. La selección que dirige Didier Deschamps buscará convertirse en bicampeón 20 años después de haber conseguido el título máximo de local. En aquel 1998, el actual DT llevaba la cinta de capitán en el brazo y Zinedine Zidane anotó dos de los tres goles de la final. Los franceses se enfrentarán al ganador del encuentro entre Inglaterra y Croacia.

El partido prometía mucho ya que se enfrentaban dos planteles jóvenes con varias de las mayores figuras del fútbol. Desde el comienzo, los dos equipos salieron a hacer lo que más saben. Francia optó por ceder la pelota, replegarse en defensa y lastimar a través de contraataques rápidos orquestados por jugadores como Paul Pogba y Antoine Griezmann y finalizados por Kylian Mbappé y Olivier Giroud. Por su parte, Bélgica dominó la posesión y fue Eden Hazard quien se cargó los ataques de su equipo al hombro.

La extrema dependencia ofensiva en el desequilibrio de Hazard le facilitó la tarea a los franceses, que supieron rodearlo entre dos y hasta tres jugadores cuando se disponía a encarar al área. El mal partido del otro creador de juego belga, Kevin De Bruyne, se hizo notar en la poca claridad de su equipo y las pocas pelotas que le llegaron al centrodelantero Romelu Lukaku.

A pesar de que los dos equipos tuvieron algunas llegadas, Francia intentó más -efectuó 19 disparos, mientras que su rival, sólo 9-. De todos modos, el único gol del encuentro no llegó por una jugada colectiva, sino a través de un centro de una pelota parada a los 6′ del ST: Samuel Umtiti anticipó a Marouane Fellaini en el primer palo y la metió de cabeza adentro de la red.

Con Francia en ventaja, Bélgica debió salir a buscar el empate para no quedarse afuera de la Copa, pero se chocó con una defensa organizada. De todos modos, los belgas tuvieron algunas oportunidades para empatar, pero el arquero Hugo Lloris volvió a lucirse para cuidar la ventaja. Además, los numerosos intentos de empatar generaron descuidos defensivos que Francia supo aprovechar para lastimar, pero no para estirar la ventaja.

Ya en la final, Francia se enfrentará al ganador entre Inglaterra y Croacia.

Imágenes