VAR y vendetta política: las sospechas por la eliminación de River

La derrota del Millonario tienen su correlato político. Por qué la Conmebol no quería que River salga campeón del torneo
El Canciller - Comentarios

Hubo polémica en el VAR anoche el Lanús. Siete árbitros observaron la jugada en la que Braghieri y Scocco peleaban por la pelota. Se vió una mano contundente del jugador de Lanús, pero el colombiano Wilmar Roldán, árbitro del encuentro, prefirió no sancionarlo e ignorar lo que graficaba el VAR, o video assistant referee en inglés. Y eso despertó una avalancha de suspicacias en la eliminación del conjunto de Núñez de la Copa Libertadores. Post encuentro, el técnico millonario, Marcelo Gallardo, y el presidente del club, Rodolfo D'onofrio, no lo dudaron: perjudicaron a River en la vuelta de las semifinales del torneo continental. Rápidamente desde la dirigencia rechazaron la posibilidad de presentar la denuncia ante la entidad.

La cuestión futbolística tuvo un resultado. Lanús eliminó al club de Núñez, luego de dar vuelta un desarrollo que parecía imposible (de 0-2 a 4-2). La otra cuestión parece tener un correlato político: la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) no quería que River Plate saliera campeón del torneo. ¿Los motivos? el doping positivo de los jugadores Camilo Mayada y Lucas Martínez Quarta, en junio pasado. La pista la dio el máximo dirigente del fútbol sudamericano, Alejandro Domínguez. Hace algunos días, además de criticar a los médicos de la institución riverplatense, avisó:  “a esta altura, tomar diuréticos es imperdonable”.

Una vez fuera del vestuario Marcelo Gallardo, fue el primero en plantar bandera al respecto. “Fue muy evidente, la tecnología fue para un solo equipo”, sostuvo. Quién fue más allá fue  Rodolfo D'onofrio. Tuiteó a la madrugada: “Un árbitro se puede equivocar,siete no es mucho. Se puede actuar tan impunemente?, y alimentó las sospechas sobre una “tendenciosidad” para perjudicar a River.

Para dar un contexto entre las autoridades máximas del fútbol sudamericano y la dirigencia argentina, en julio, la Conmebol vetó al presidente de Boca Juniors y vicepresidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Daniel Angelici, por no haber superado el test de idoneidad.

Durante los 90 minutos del encuentro, cuatro árbitros miraron el partido encerrados en un contenedor, con poca luz y seis monitores. No bastó. El VAR significa uno de los tantos cambios que actualmente está atravesando el fútbol mundial. El mani pulite al entramado de corrupción de la FIFA, sentó en Zurich a un nuevo mandamás, Gianni Infantino, quién es un fervoroso devoto del sistema de arbitraje por monitores.

Los dirigentes de River Plate daban por descontado que iba a ser perjudicado. El vicepresidente del club, Matías Patanian, fue otro que tuiteó y abonó la teoría del complot: “A 7 señores no les interesó revisar esta vergüenza ? Disimulen.” Habrá que ver qué consecuencias tiene a futuro y si se jugará de nuevo el encuentro definitorio para sacar pasaje a la final.