Uso de la fuerza, presencia permanente y disuasión de amenazas: el plan de Boris Johnson para que Reino Unido no pierda las Islas Malvinas

El Canciller - Comentarios

El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró que el Reino Unido “mantendrá una presencia permanente” en las Islas Malvinas para “disuadir y defenderlas contra amenazas estatales y no estatales”. El diario británico The Telegraph filtró un informe elaborado por el área de Defensa y Política Exterior donde consta esa información.

El medio confirmó que el mandatario se comprometió a usar las fuerzas armadas para “garantizar la seguridad de los 14 territorios de ultramar”. Además, el mandatario anunció que destinará 24 mil millones de libras en defensa, incluida la renovación de sus armas nucleares.

La postura de Johnson responde al reclamo que Argentina acentuó en el último año para que Reino Unido devuelva las Malvinas.

En la Cámara de los Comunes, el líder conservador explicó el contenido del documento Global Britain in a Competitive Age”, de más de 100 páginas. En su presentación sostuvo que Londres va a mantener una presencia permanente en las Islas Malvinas, en la Isla Ascensión y el Territorio Británico del Océano Índico.

Aumento de armas

“Todas nuestras metas internacionales se basan en la seguridad de nuestra gente y en persuadir a aquellos que podrían hacernos daño”, declaró Johnson al exponer sobre la Revisión Integrada de Seguridad, Defensa, Desarrollo y Política Exterior.

Asimismo, informó que la próxima semana el secretario de Defensa, Ben Wallace, dará detalles sobre la renovación del material militar, lo cual impactará en la creación de nuevos puestos de trabajo.

Familiares de soldados caídos en la Guerra de Malvinas viajaron al archipiélago del Atlántico Sur. Foto NA

El Reino Unido ampliará su arsenal de ojivas nucleares de 180 a 260 y mantendrá cuatro submarinos nucleares activos, uno de ellos estará siempre en patrulla. También en el documento filtrado, el Gobierno afirmó que gastará 6.6 mil millones de libras “durante los próximos cuatro años en áreas que incluyen espacio, cibernética, tecnologías cuánticas, biología de ingeniería, armas de energía dirigida y alta velocidad avanzada y misiles”.

“Al fortalecer a nuestras Fuerzas Armadas, extenderemos la influencia británica mientras simultáneamente creamos puestos de trabajo a lo largo del Reino Unido reforzando la unión y maximizando nuestros avances en ciencia y tecnología”, dijo el mandatario.