USD 10 mil millones: alarma por la caída de reservas post PASO

Las reservas brutas del Banco Central atravesaron el piso de los u$s 50 mil millones. Los especialistas advierten que las netas ascienden a apenas u$s 13 mil millones. Preocupación por la salida de depósitos.


El Canciller - Comentarios

La caída de reservas que comenzó luego de las PASO no encuentra un piso. Unos 9.975 millones de dólares fueron sacados por los argentinos del sistema financiero en un mes en medio de la corrida cambiaria que se desató el pasado 12 de agosto. Las últimas medidas impuestas por el Banco Central pararon un poco la sangría, pero la caída de reservas brutas se acentúa.

La cifra representa el 30,7% de todos los depósitos en dólares que el sector privado argentino (ahorristas individuales y empresas) tenían en los bancos públicos y privados del país el viernes 9 de agosto, dos días antes de las elecciones primarias. Los economistas advierten que el foco hasta el 10 de diciembre debe ser la caída de reservas y la salida de depósitos en dólares.

Ese día, se había registrado el nivel récord histórico de depósitos en dólares estadounidenses por parte del sector privado desde la salida de la convertibilidad, ubicándose en unos 32.500 millones de dólares, según datos del Banco Central. “La gente se va a querer ir en este contexto. La clave está en reducir los daños al mínimo posible”, explicó Gabriel Caamaño, economista jefe de consultora Ledesma.

Las reservas cayeron más de 4.400 millones de dólares en septiembre. Según datos de la consultora Ledesma, las reservas netas ascienden a 13 mil millones de dólares. Pero con el descalabro iniciado el lunes siguiente a las PASO por una corrida -que primero fue cambiaria con un salto del 32% en el precio del dólar y luego se convirtió en bancaria- se llegó al 12 de septiembre (último dato oficial disponible de caída) con un stock de 22.525 millones de dólares en dépositos privados.

La tendencia de caída se quebró el 13 de septiembre con un aumento de 19 millones de dólares en los depósitos del sector privado debido al cobro de una Letra del Tesoro que pagó el ministerio de Hacienda a tenedores particulares. Por contrapartida, los depósitos totales que contemplan también los dólares del sector público bajaron ese día unos 218 millones de dólares, desde los 25.204 millones hasta los 24.986 millones.