US$3 mil millones por el litio: el plan de Macri para transformar el “oro blanco” en la nueva Vaca Muerta

El Canciller - Comentarios

El presidente Mauricio Macri estuvo en Jujuy donde participó junto al gobernador local Gerardo Morales de la “Mesa de Competitividad del Litio”, el encuentro que reúne a funcionarios de esa provincia, Salta y Catamarca, donde buscaron delinear estrategias para potenciar la explotación y producción en la región.

La aparición de este mineral como nuevo protagonista en el desarrollo económico, puede favorecer al país y generar un impacto positivo, tanto en la balanza comercial de cara a futuro como en el corto plazo a nivel electoral.

De acuerdo con la Secretaría de Minería, entre 2015 y 2018 la inversión en proyectos de exploración y extracción de “oro blanco” aumentó un 928% y se pasó de extraer de 12 a 60 mil de toneladas por US$241 millones. Según los datos, se espera que entre Jujuy, Salta y Catamarca se puedan producir en 2023 unas 290 mil toneladas anuales.

En 2019, según el gobernador Morales, las inversiones podrían alcanzar los US$2 mil millones favoreciendo la exportación del mineral, que en 2017 generó ganancias por unos US$224 millones, es decir un 7% del total de las exportaciones metalíferas.

Argentina, que es la tercera reserva mundial del mineral, por encima de China, Estados Unidos y Rusia, tiene entre el 25% y el 30% de los potenciales recursos del “triángulo de litio”, que integra junto a Chile y Bolivia. Pero de esos tres países, es el único donde la explotación es libre mediante concesiones y no se exige valor agregado a las mineras.

El litio es el elemento fundamental para la fabricación de baterías de computadoras, autos híbridos y eléctricos, teléfonos celulares, múltiples dispositivos electrónicos y sistemas de almacenamiento de energía en general, y por eso desde su asunción, Macri intenta fomentar las inversiones en vistas de convertir a Argentina en la segunda productora de litio del mundo -actualmente detrás de Australia y Chile-.

En esa línea, el presidente estuvo en la mesa de enlace con las gobernaciones provinciales, a fin de acercar políticamente a los sectores. Desde ahí, no sólo resaltó la importancia de la actividad energética en la provincia, sino además su papel en la “revolución” y “transformación productiva”.

Por su parte, el ministro de Producción, Dante Sica, que también participó del encuentro, aseguró que se trata de una oportunidad para “generar desarrollo local, con infraestructura, creación y fortalecimiento de Pymes proveedoras, capacitación y empleo”.

En definitiva, el litio se convierte en uno de los recursos energéticos fundamentales, que junto con el petróleo y el shale gas producidos en Vaca Muerta, y de la mano de la producción agrícola, se utilizarán desde el Gobierno para repuntar la economía de cara a octubre, y en vistas de un futuro comercial que permita mejorar los números de la balanza comercial.