US$250 mil en coimas y un hotel de regalo para Jaime: Otero, el zar de Retiro en la mira de Bonadio

El Canciller - Comentarios

Después de rechazar el viernes por la tarde el pedido de exención de prisión presentado por Néstor Otero, el juez federal Claudio Bonadio pidió este martes la detención del principal accionista de TEBA S.A., la sociedad que maneja la  la concesión de la Estación Terminal de Omnibus de Retiro. El empresario es mencionado varias veces en las escrituras del exchofer Oscar Centeno y es sospechoso de haber pagado coimas por us$ 250 mil a Roberto Baratta, exmano derecha de Julio De Vido.

Otero es otro de los tantos indagados en la causa de los cuadernos. En su declaración, que hizo por escrito, negó haber entregado coimas a Baratta aunque su nombre figura en los textos de Centeno. Cuando se presentó ante la justicia, se negó a declarar y, tal como suele hacer la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, presentó un escrito ante el magistrado que negaba su participación en el esquema delictivo.

Centeno registró un supuesto pago de Otero el 3 de junio de 2015, dinero que el propio chofer buscó en Retiro. Sin embargo, por medio del escrito mencionado, el empresario negó el episodio y aseguró que el día del supuesto pago se encontraba de viaje en Paraguay. Además, aseguró que en 2015, el área de Transporte no estaba en manos de Julio de Vido, sino de Florencio Randazzo.

No es la primera vez que Otero es vinculado con el pago de coimas. Ricardo Jaime admitió haber recibido dinero del empresario. Se sospecha que dueño de retiro le habría regalado a Jaime  un hotel llamado Saint Tropez en la ciudad cordobesa de Carlos Paz y que le pagó durante un tiempo el alquiler del departamento en el que vivía.

Por otro lado, en las próximas horas Bonadio deberá decidir si homologa el acuerdo como arrepentido que realizó José López con el fiscal Carlos Stornelli el viernes pasado.