Una Vidal segura en la Ciudad y un Santilli complicado en la Provincia: Manes ¿dará pelea?

La larga racha de victorias del PRO y el aval de Rodríguez Larreta abona unas PASO tranquilas en Capital para la exgobernadora.
El Canciller - Comentarios

Desde que el PRO ganó las elecciones en 2007, el oficialismo porteño fue revalidado en las urnas una y otra vez, sin mayores dificultades para lograr el triunfo. Por ese motivo, el aval de Rodríguez Larreta a la postulación de María Eugenia Vidal proyecta un panorama cómodo para las próximas PASO, en las que la exgobernadora estará secundada por el economista Martín Tetaz.

Podrá haber chisporroteos menores en la interna en la Ciudad, como los que provocaron las declaraciones del radical Adolfo Rubinstein, al frente de otra nómina, sobre la supuesta falta de interés del macrismo en la salud pública. Pero, si la exgobernadora ignora la munición de ese tipo, tiene campo orégano por delante. Por su parte, las figuras liberales, como López Murphy, no parecen tener fuego suficiente como para dar en la línea de flotación del vidalismo.

Vidal y sus candidatos en la Ciudad

La Provincia y un duro desafío para el PRO

Otra es la historia en la Provincia. La figura del jefe de gobierno porteño en los últimos meses no sólo logró desmarcarse de la imagen omnipresente de Mauricio Macri, con su mira puesta en la Casa Rosada para el 2023 también buscó hacer pie firme del otro lado de la General Paz. Aprovechó la interacción con el Ejecutivo nacional y el gobierno bonaerense por temas presentados como “metropolitanos” -léase pandemia, tránsito vehicular e inseguridad- y alentó a su segundo a cruzar a territorio bonaerense con esa agenda, pero debajo del poncho llevaba intereses electorales.

Así fue que Diego Santilli cobró mayor relevancia política de la que ya tenía con su doble rol de vicejefe y ministro de Seguridad, y comenzó un trabajo fino para su armado en la Provincia, confiado en que ser el elegido de Rodríguez Larreta le garantizaría que otros precandidatos se iban a bajar a pocos metros del final. Así fue como ocurrió con Gustavo Posse y con Jorge Macri.

Pero la estrategia del larretismo no previó la resistencia que iba a encontrar en el anhelo figurativo de un “outsider” prestigioso como Facundo Manes y su fuerte apalancamiento en el radicalismo bonaerense. Hasta último momento, desde el núcleo duro del PRO se le ofreció un tercer lugar en la lista, lo que el neurocientífico rechazo.

De todas formas, Santilli ya tenía plan B y la semana pasada lo empezó a ejecutar, para darle el plumazo final en las últimas horas. Anunció este mediodía que lo acompañarán Graciela Ocaña (Confianza Pública), Juan Manuel López (CC), Marcela Campagnoli (CC), Gerardo Milman (PRO), Natalia Villa (PRO), María Sotolano (PRO), Hernán Lombardi (PRO) y Gabriela Besana (PRO). También estará el exministro de Educación Alejandro Finocchiaro, alfil de Vidal.

Manes presentó lista a último momento

Por su parte, Manes será acompañado en fórmula por Danya Tavela, vicerrectora de la Universidad del Noroeste Bonaerense. El tercer lugar quedó para el expresidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, el cuarto fue otorgado a la exdiputada nacional Margarita Stolbizer y el quinto, reservado para el legislador nacional Fabio Quetglas.

Con situaciones claramente disímiles, la interna en la Ciudad pareciera no mover demasiado el amperímetro; mientras que en la Provincia, la intensidad y la incertidumbre crecerán de aquí al 12 de septiembre.