Una campaña de productores contra el Credicoop y solidaridad de diputados con Heller

La polémica se originó porque el fundador de la entidad bancaria es uno de los impulsores del Aporte Extraordinario Solidario o impuesto a grandes fortunas. Dirigentes y empresas del agro abandonaron el banco.
El Canciller - Comentarios

Carlos Heller es el presidente del Consejo de Administración del Banco Credicoop desde 1979 y, además, es diputado nacional por el Frente de Todos. En su calidad de legislador, el fundador del Partido Solidario impulsó el llamado impuesto a las grandes fortunas que grava los patrimonios superiores a los 200 millones de pesos, una cifra que alcanza a impactar sobre sectores medios y medios altos.

Por ese motivo, una movida en las redes sociales de productores y entidades agrarias promovieron la salida de socios del Banco que administra Heller como castigo al parlamentario por su medida contra los actores productivos. En las redes sociales pudieron observarse una decena de mensajes de usuarios que afirmaron haber terminado su relación con la entidad e, incluso, haber quitado a sus empresas.

La Asociación Civil de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte, por ejemplo, decidió retirarse del banco cooperativo. En un comunicado, la entidad convocó a “productores y a todos los ciudadanos argentinos que no soportan más la altísima presión impositiva, a cerrar sus cuentas y toda operatoria mantenida con el Banco Credicoop en señal de rechazo a la iniciativa de creación de este nuevo impuesto”.

“El diputado Carlos Heller siempre ha demostrado ser un permanente detractor de la producción rural”, señaló a su vez un pronunciamiento conjunto de la Sociedad Rural de San Pedro, Sociedad Rural de Rojas, Sociedad Rural de Baradero, Asociación de Productores de Areco, Asociación de Productores Rurales de Arrecifes y la Asociación de Productores Agropecuarios de Carmen de Areco. 

Producto de esta campaña, durante la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda (que también preside Heller), los integrantes de los distintos bloques se solidarizaron con el titular de la entidad financiera, que atribuyó la campaña a un intento desestabilizador para “provocar una corrida bancaria”.