Un suicidio cada 40 segundos: Zorreguieta, Spade y Bourdain, unidos por el mal silencioso

La depresión es una de las enfermedades silenciosas que más crece en el siglo XXI. Según la OMS, 800 mil personas se suicidan por año.
El Canciller - Comentarios

Cada 40 segundos, una persona en el mundo se suicida. Según el informe “Prevención del suicidio” de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la segunda causa de muerte en personas de 15 a 44 años con 800.000 fallecimientos por año.

Lamentablemente, sólo en esta semana tres personalidades internacionales se suicidaron. Anthony Bourdain, Kate Spade y la argentina Inés Zorreguieta fallecieron unidos por una misma enfermedad: la depresión.

Alrededor del mundo, se habla de esta condición como un “mal silencioso” por la falta de atención que se le da como una enfermedad real. El suicidio es un problema complejo, en el que intervienen factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales. La taza de defunciones por esta causa creció un 60% en las últimas décadas, informa la OMS en un informe que acompaña diversas acciones que promueven para la prevención del hecho.

Tanto en Argentina, como en otros países, existe un número de teléfono gratuito de atención: 135 o (011) 5275-1135 (en el interior del país).

Si Usted, o algún familiar o allegado suyo, está atravesando una crisis emocional de cualquier tipo, siente que nada tiene sentido o se encuentra atrapado en una situación a la que no le encuentra salida, no dude en llamar al 135 (línea gratuita desde Capital y Gran Buenos Aires) o (011) 5275-1135 (desde todo el país).

 “El suicidio es una solución permanente para un problema temporal. No dura toda la vida y el mundo no va a ser mejor sin ustedes. Por favor, llamen para que los ayuden”. Con estas palabras, la actriz Rose McGowan trató de concientizar esta mañana a todos los que sufren el mal silencioso. Amiga íntima de Anthony Bourdain, la intérprete se mostró totalmente compungida por la muerte de su colega pero alertada del “efecto contagio” que podría provocar la acción en otros que sufren depresión.

Sin entender la razón por la cuál su amigo se quitó la vida, la actriz trata de consolar a aquellos que no ven una solución a sus problemas. Algo similar sucedió el año pasado cuando Netflix estrenó la serie “13 Reasons Why”, que relataba las razones que llevaron a una adolescente víctima de bullying al suicidio.

Tras el estreno de la serie, las búsquedas relacionadas con el suicidio en Google se dispararon en Estados Unidos hasta registrar entre 900.000 y 1,5 millones más de lo esperado. A partir de las repercusiones, se activó un protocolo de la OMS para comunicar y difundir temáticas relacionadas que pueden condicionar a sujetos depresivos y evitar colapsos.