Un nuevo encuentro de Guzmán con Georgieva, tras el “contrapunto” entre Cristina y el FMI

Guzmán viajará al G20 "económico", en Arabia Saudita. La crítica del Financial Times a la "estrategia" del Gobierno.
El Canciller - Comentarios

Martín Guzmán viajará este viernes 21 a Arabia Saudita para asistir a la reunión económica del G20. La cumbre mundial, que tendrá lugar en la ciudad de Riad y es organizada por el príncipe saudí Salman bin Abdulaziz Al Saud, será el lugar donde Guzmán se cruzará con ministros de Economía y directores de Bancos Centrales de las principales potencias del mundo.

El otro objetivo del viaje del ministro de Economía es tener un nuevo encuentro con la titular del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva. Una vez que las gestiones llegaron a buen puerto para el cónclave en suelo árabe, desde la Casa Rosada salió la carta verde para el viaje del ministro.

Será el tercer encuentro entre la titular del organismo internacional y el discípulo de Joseph Stiglitz, luego de la reunión en el Vaticano y su encuentro -secreto- en noviembre del año pasado, cuando Guzmán aún era un desconocido para la opinión pública. Desde Economía subrayan que el cónclave no será sólo una foto oficial, sino que allí se buscarán “afinar” detalles sobre la renegociación.

Cabe destacar que la cartera que dirige Guzmán había fijado el 31 de marzo como fecha límite para publicar los acuerdos con el Fondo y los acreedores privados. Por eso cada reunión con Georgieva es vital para completar ese objetivo.

Desde las oficinas de Washington también ponen expectativas en la cumbre de Arabia Saudita. Esta vez, el FMI contará con los números que recopiló la misión técnica durante su estadía -la última semana- en el país.

Te recomendamos leer

El cruce del FMI y CFK

Como si fueran pocos los condimentos, el encuentro durante el G20 tendrá lugar luego del contrapunto entre Cristina Kirchner y el Fondo Monetario Internacional. El lunes Georgieva rompió el silencio y envió un mensaje teledirigido a la Argentina, donde aseguró que el Fondo no aceptará ninguna quita de deuda. Lo hizo en una entrevista con la agencia Bloomberg, donde la directora general del Fondo indicó que “nuestra formulación legal es tal que no podemos tomar medidas que puedan ser posibles para otros sin esta gran responsabilidad global”.

La palabra de la directora general del FMI llegó tras las declaraciones de la vicepresidenta, quien en una presentación de su libro en Cuba, había expresado que el Fondo Monetario Internacional debería hacer una “quita sustancial” de la deuda argentina, y denunció que habían incumplido con su estatuto con el préstamo hecho al Gobierno anterior. Ante la desmentida del vocero del FMI, Gerry Rice, la ex mandataria volvió a redoblar la apuesta.

“Sin comentarios. Los argentinos y las argentinas sabemos leer”, expresó Cristina en Twitter, citando el artículo IV del Convenio Constitutivo del FMI, sobre el impedimento del Fondo de prestar dinero para palear la fuga de capital.

Alberto Fernández respaldó la postura de su compañera de fórmula. “La observación de Cristina es muy pertinente. Muchas veces dije que el Fondo incumplió con el hecho de que el estatuto prohíbe prestar plata para cubrir corridas cambiarias. Lo que Cristina dice es que si incumplieron eso, que hagan una quita”, aseguró.

Financial Times

Guzmán aprovechará la estadía, también, para dialogar con el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, un actor clave para el voto de los organismos multilaterales de crédito. Además, estará el probable sucesor de David Lipton como número dos del Fondo, Geoffrey Okamoto, subsecretario Interino de Finanzas Internacionales y Desarrollo del Tesoro. No son pocos los economistas que centran su atención en Argentina.

Este lunes, el Financial Times, publicó una editorial en donde cuestiona con dureza la administración de Alberto Fernández. Con el título “Argentina necesita urgentemente un plan creíble y amplio de crecimiento impulsado por las inversiones”, el sitio especializado establece que el país “corre el riesgo de volver a caer en los viejos hábitos del aislacionismo y la morosidad.

Te recomendamos leer

En el texto, la editorial mezcla ironía con críticas. Considera que el Presidente “ha adoptado un enfoque novedoso” ya que Argentina ha decidido no decir casi nada sobre su estrategia económica. “Y no han adelantado a los acreedores que esperen una oferta ‘amistosa’ de reestructuración de la deuda a mediados del mes próximo con un par de semanas para aceptarla, o que se enfrenten a consecuencias menos amistosas”.

Por último, el medio británico hizo referencia a los dichos de Cristina Kirchner. “Más preocupante es la exigencia de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, formulada durante su visita a Cuba el pasado fin de semana, de que el FMI acepte un fuerte recorte en sus préstamos de USD 44.000 millones a Argentina”, resalta la publicación. “No es de extrañar que los mercados hayan reaccionado mal al reciente endurecimiento de la postura de Argentina, completa el texto.